10 Actividades imprescindibles si vas a Lisboa con niños

10 Actividades imprescindibles si vas a Lisboa con niños

Descubre Lisboa con niños. Una ciudad que respira tranquila y sosegada, abierta al visitante, con multitud de rincones inolvidables que explorar a nuestro propio ritmo. Fundada por los lusos, descendientes del dios Baco, según se describe en la obra maestra portuguesa Las Lusiadas, de Luís Camöes, Lisboa se levanta imponente en el estuario del Tajo. Bañada por las aguas del Atlántico, la capital de Portugal es un destino perfecto para el turismo familiar.

1. La Baixa y Praça do Comércio

Comenzamos nuestro recorrido en la Praça do Comércio, una hermosa plaza aportalada con unas hermosas vistas al Tajo. Es un punto de partida perfecto para cualquier paseo por el casco antiguo de Lisboa.

Praça do Comercio en Lisboa
La Praça de Comércio ofrece unas magníficas vistas del estuario del Tajo.

Está ubicada en La Baixa, el barrio más céntrico de la ciudad, construido sobre las ruinas de la antigua Lisboa arrasada por el gran terremoto de 1755.

2. Subida en tranvía

En Lisboa existen cinco líneas de tranvías, cuatro de las cuáles utilizan vehículos que mantienen una estética antigua y se han convertido en uno de los iconos de la ciudad.

Tranvías de Lisboa
Tranvías de Lisboa, un viaje obligado para cualquiera que visite la ciudad.

El más famoso es el mítico Tranvía 28, una de las postales más habituales de Lisboa. Sin embargo, puede resultar un recorrido demasiado ajetreado y concurrido. Nuestra propuesta es ascender en tranvía hasta el antiguo Castillo de San Jorge, iniciando nuestro recorrido en Praça da Figueira.

3. Catedral y Convento do Carmo

Convento do Carmo y Catedral de Lisboa
Ruinas del Convento do Carmo, junto a la Catedral de Lisboa.

En nuestro ascenso, encontraremos la catedral de Santa Maria Maior o Sé de Lisboa, la iglesia más antigua de la ciudad, y el Convento do Carmo, cuyas ruinas albergan actualmente el Museo Arqueológico do Carmo.

4. Barrio de Alfama

Barrio de Alfama en Lisboa
Alfama, un barrio con personalidad propia y espíritu alternativo.

De camino hacia el castillo, el barrio de Alfama es una opción perfecta para un paseo relajado en familia. Colorido y pintoresco, los niños disfrutarán recorriendo las estrechas calles de este barrio de espíritu alternativo.

5. Castillo de San Jorge

Al final del ascenso nos esperan las imponentes ruinas de este castillo, que revelan una de las vistas más hermosas de Lisboa y el estuario del Tajo. También se le conoce como Castelo dos Mouros, ya que se trata de una fortificación musulmana, reconquistada en 1147 por Alfonso I de Portugal con la ayuda de cruzados europeos que se dirigían a Jerusalén. La devoción de muchos de estos cruzados por San Jorge es el origen del nombre con el que conocemos a este castillo en la actualidad.

Castillo de San Jorge en Lisboa
El Castillo de San Jorge, en lo más alto de la capital lisboeta.

Sus murallas, patios y jardines representan además un agradable alto en el camino si hemos organizado una jornada intensa, en el que descansar y saborear el paisaje antes de proseguir nuestro viaje.

6. Elevadores y funiculares

Elevador de Santa Justa en Lisboa
Impresionante vista del Elevador de Santa Justa, en Lisboa.

En la ciudad existen tres funiculares y dos elevadores: el elevador de Santa Justa o Elevador do Carmo, que conecta los barrios de la Baixa Pombalina y el Chiado, y el Elevador do Lavra, el más antiguo de Lisboa, con 120 años de historia, uniendo la Cámara Pestana y el Largo da Anunciada.

7. Acuario Oceanográfico

Museo Oceanográfico de Lisboa
El Oceanarium es otro de los grandes atractivos turísticos de la ciudad.

Se trata del segundo mayor acuario de Europa, con más de 8.000 especies que dejarán a tus hijos con la boca abierta… ¡y también a ti!

8. Torre de Belém y Monasterio de los Jerónimos

Torre de Belém de Lisboa
La Torre de Belém, situada la ribera del río Tajo.

Vigilante eterno de la desembocadura del Tajo, esta estructura fortificada supone un parapeto incomparable desde el que contemplar la magnificencia de este río. Su característica arquitectura manuelina hará recordar a muchos los castillos y torreones de los cuentos de su infancia.

Monasterio de los Jerónimos, en el barrio de Belém, en Lisboa
El Monasterio de los Jerónimos, en Lisboa, es uno de los máximos exponentes del estilo manuelino.

Si miramos hacia el interior, el barrio de Santa Maria de Belém nos recibe con el imponente Monasterio de los Jerónimos. Ambos monumentos han sido declarados Patrimonio de la Humadidad por la Unesco.

9. Museu Nacional dos Coches

Muy cerca del Monasterio de los Jerónimos, el Museu Nacional dos Coches es otra buena opción para una visita cultural para toda la familia. Es uno de los museos más visitados de Lisboa y alberga una amplia exposición de carruajes de los siglos XVII, XVIII y XIX.

10. Telecabine en Parque de las Naciones

Telecabine sobre el Tajo, en Lisboa
Una de las torres del Telecabine, dentro del Parque de las Naciones de Lisboa.

Para terminar rozando el cielo de Lisboa con la punta de los dedos, un viaje en el Telecabine del Parque de las Naciones, otra de las visitas obligadas para observar la ciudad a vista de pájaro.

Para la selección del alojamiento, te recomentamos los hoteles Martinhal que son los únicos resorts de lujo diseñados en exclusiva para viajar en familia.

Y si quieres buscar más sobre viajes en familia, aquí te damos una selección de guías.

Más información : Web Oficial de Lisboa

También te puede interesar:

¿Qué opinas? Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *