Castillos de cuento en Castilla y León

Castillos de cuento en Castilla y León

300 castillos, 23.000 yacimientos arqueológicos y casi 400 museos recogen la riqueza cultural de la comunidad más extensa de España. Una visita obligada en 2018 para degustar también su amplia oferta gastronómica.

Castilla y León debe su nombre a los cientos de castillos que se construyeron en la alta edad media y en épocas de reconquista cuando las fortificaciones marcaban las fronteras defensivas. Te presentamos los 12 castillos más impresionantes de Castilla y León:

 1. Castillo de la Mota

Ubicado en Medina del Campo (Valladolid), el Castillo de la Mota fue declarado Bien de Interés Cultural (B.I.C.) el 8 de noviembre de 1904. Actualmente es visitable y forma parte de la Ruta de Isabel I de Castilla dada la vinculación de este castillo con la villa donde la reina falleció.

2. Castillo de Ponferrada

Su origen, un poco incierto, se sitúa como un castro prerromano; pero es con la llegada de los templarios como guardianes del paso del río sil en el Camino de Santiago cuando este castillo toma mayor protagonismo. En una de las torres hay paneles explicativos sobre la historia del castillo, así como figuras y audiovisuales que cuentan la vida en el castillo en la Edad Media.

3. Alcázar de Segovia

Este castillo está íntimamente relacionado con la reina Isabel I de Castilla, aunque los acabados actuales se deben a los trabajos realizados por Felipe II para parecerse a los castillos europeos. Actualmente  es uno de los monumentos más destacados de la ciudad de Segovia, así como uno de los monumentos más visitados en Castilla y León.

Alcázar de Segovia
Alcázar de Segovia

4. Castillo de Coca

El castillo de Coca es otro castillo de ensueño, muy similar en su construcción y diseños al Castillo de la Mota, con dependencias entorno a un patio central. Fue construido en el siglo XV sobre una explanada de una zona escarpada y no sobre un cerro (como era habitual en la época). Es uno de los mejores exponentes de la arquitectura gótico-mudéjar española y está declarado Monumento Nacional.

5. Castillo de Arévalo

Otro castillo de la ruta isabelina, fue una fortaleza construida en el s.XV que fue utilizado como refugio de la familia materna de Isabel I de Castilla durante las guerras civiles. En el siglo XVI, el castillo fue convertido en prisión. Actualmente su reconstrucción permite disfrutar del castillo con un aspecto similar a la época de los Reyes Católicos.

6. Castillo de Íscar

Sobre las ruinas de anteriores fortalezas, dominando desde lo alto el pueblo y el mar de los pinares, se alza el castillo de Íscar. Esta fortaleza medieval se conserva en un estado bastante bueno, sobre todo tras una reciente intervención en 2007 por el ayuntamiento de Íscar, en la que los sillares blancos de piedra de Campaspero ha devuelto al castillo al estado que debió lucir en el siglo XVI.

Castillo de Iscar
Castillo de Iscar

7. El Castillo del Buen Amor

El Castillo de Villanueva del Cañedo (también conocido como Castillo del Buen Amor) se localiza en el término municipal de Topas, en el lugar conocido como Villanueva de Cañedo, localidad hoy desaparecida, en la provincia de Salamanca.Tras una profunda restauración, actualmente es un hotel de lujo con 41 habitaciones y con un gran encanto.

8. Castillo de Aunqueospese

El Castillo de Aunqueospese es un castillo situado en la provincia de Ávila, a 2´5 kms de la localidad de Mironcillo, asomándose al valle de Amblés. La construcción del castillo  fue iniciada en 1490 por Pedro Dávila, señor de Villafranca y capitán del duque de Alba, sobre un territorio usurpado a la comunidad de Ávila. Ésta presentó un pleito que obligó a paralizar las obras, de tal manera que no pudo ser terminado hasta 1504, por Esteban Dávila, hijo del anterior.

9. Castillo de Gormaz

Fortaleza bajo medieval de frontera. Fue disputada especialmente los siglos X y XI entre cristianos y musulmanes en la batalla del Duero. Aunque el estado de conservación es malo se conservan muros con arcos ojivales pertenecientes a la época musulmana. Entre los grandes capitanes que han gobernado esta fortaleza se encuentra el Cid Campeador o Almanzor.

Castillo de Gormaz
Castillo de Gormaz

10. Castillo de Ampudia

Toda la provincia palentina es preciosa, pero si una población destaca por su hermosura, es Ampudia y en especial su castillo.  En 1931 fue declarado Monumento Histórico-Artístico Nacional. En 1960 el empresario galletero Eugenio Fontaneda Pérez, natural de Aguilar de Campoo, lo adquirió a su penúltima dueña, la condesa de la Granja, y lo acondicionó como museo para su colección de objetos de arte y antigüedades procedentes de la cuenca del Duero.

11. Castillo de Monteagudo de las Vicarías

Se trata de un precioso castillo que fue transformado en palacio y gracias a esto a perdurado hasta nuestros días como casa nobiliaria. Fue mandado construir por la poderosa familia de los Mendoza.

12. Castillo de Peñafiel

Clásico donde los haya, este castillo que ha sufrido bastantes avatares a lo largo de su historia, desde finales del siglo XX fue restaurado y en su interior podemos disfrutar de un museo del vino muy logrado. Un castillo maravilloso con forma de barco situado en una de las cunas de la Ribera del Duero.

Castillo de Peñafiel
Castillo de Peñafiel

También te puede interesar:

¿Qué opinas? Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *