Consejos para padres moteros

Consejos para padres moteros

El crecimiento y sobrepoblación de las ciudades, el aumento del tráfico, la contaminación y la crisis económica, entre otros factores, han contribuido en los últimos años a normalizar la moto también como vehículo familiar. Cada vez es más común ver a motoristas con niños ‘de paquete’ por la ciudad.

Pero, ¿pueden los niños ir en moto? ¿A partir de qué edad? ¿En qué circunstancias?

Según el Reglamento General de Circulación de motocicletas los mayores de 12 años pueden viajar de pasajeros siempre que utilicen un casco protector y vayan sentados a horcajadas en el asiento detrás del conductor con los pies apoyados en los reposapiés laterales. Excepcionalmente, la norma permite a los mayores de siete años viajar en motocicletas y ciclomotores, siempre que vayan conducidos por su padre, madre, tutor, o por una persona mayor de edad autorizada. Naturalmente, deberán llevar casco e ir sentados de forma adecuada.

Desde la DGT insisten en que conducir una moto con un niño en la parte trasera no requiere una conducción especial, pero sí tomar ciertas precauciones teniendo en cuenta ciertos aspectos característicos de los menores:

  1. Menos fuerza. Los niños no tienen la misma capacidad de agarrarse al conductor. Un asiento para niños, o al menos un respaldo –existen baúles que lo llevan incorporado–, puede ser un accesorio muy recomendable.
  2. Cuidado con las inercias. Las arrancadas en moto pueden ser bruscas: si hay un niño detrás, mucho tacto con el embrague, el gas y el freno.
  3. Apoyos. La norma establece que el niño debe ir bien apoyado, a horcajadas y con los pies en los estribos para evitar que caiga hacia los lados.

Además, independientemente de la fragilidad o edad de los pasajeros, es importante que no descuides los siguientes aspectos:

  • Asegúrate de que llevas todos los papeles en regla y que el vehículo ha pasado la ITV en caso de que sea necesario.
  • Comprueba que tu seguro incluye ayuda en carretera y que, en caso de accidente cuenta con asistencia con grúa.
  • En temporada de frío, lo más importante será proteger las partes más sensibles del cuerpo y cortar el viento. Es recomendable utilizar guantes y botas de piel.

El casco, es el mejor seguro de vida, con su uso se consiguen un 36 % menos de muertes y un 65 % menos de lesiones cerebrales.

  • El equipamiento más importante es el casco, que debe estar homologado y correctamente abrochado. Son más recomendables por su mayor seguridad los integrales, ya que además de la cabeza, protegen la cara, barbilla y ojos, su uso es obligatorio para el conductor y pasajero del ciclomotor en todo tipo de vías, dentro y fuera de la ciudad.
  • Asegúrate de llevar un casco de tu talla, en caso de duda déjate asesorar por un especialista cuando vayas a comprarlo.
  • Comprueba que el casco que lleve tu acompañante sea de su talla y no lleves a nadie de pasajero sin estar seguro de que así sea.
  • Recuerda que circular sin casco constituye una infracción grave que será sancionada con una multa económica y retirada de puntos del carnet de conducir.

También te puede interesar:

¿Qué opinas? Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *