Recomendaciones para una vida digital saludable (I)

Con motivo de la celebración, el 17 de mayo, del Día Internacional de Internet, Sapos y Princesas y Padres 2.0 os hemos preparado un interesante artículo en el que encontraréis útiles recomendaciones para fomentar el uso saludable de las nuevas tecnologías en los niños, protegerlos, corregir malos hábitos y prevenir sus riesgos.

Una cometa, una peonza, el Scalextric, la Commodore 64K… Eran algunos de los juegos con los que de críos ocupábamos nuestro tiempo de ocio. En 2013 las cosas han cambiado: los niños juegan con nuestro iPad. Las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación), las llamadas nuevas tecnologías, nos rodean a grandes y pequeños y no podemos ignorarlas sino que hemos de aprender a convivir con ellas y a fomentar en nuestros hijos su uso saludable desde edades bien tempranas.

Desde que son bien pequeños, ponemos a nuestros hijos en contacto con la tecnología: televisión, videoconsolas, teléfonos móviles, Internet… Así pues, los padres debemos ser los primeros en fomentar su uso saludable y también la primera barrera de protección para corregir malos hábitos y así prevenir sus riesgos.

Las pautas y normas que les enseñamos en la vida real son fácilmente adaptables al mundo online y Padres 2.0 va a estar a tu lado cada mes desde Sapos y Princesas para ayudarte a que conozcas y aprendas a manejarte con las nuevas tecnologías y así las disfrutes en compañía de tus hijos: tú eres su mejor guía para responder a sus inquietudes y el mejor filtro parental que existe en Internet.

Cada dispositivo que pongamos en sus manos, ha de ir acompañado de unas sencillas normas de buen uso, de palabra o por escrito, y expresadas según la edad y la madurez de tu hijo. Con ellas le indicaremos qué puede y qué no puede hacer. Establecerás así las reglas del juego, y te ayudarán a controlar que su uso sea el adecuado a su edad y a tomar el control sobre los contenidos y sobre el tiempo, las dos claves para establecer su uso adecuado.

Recomendaciones generales
No es saludable que los menores de 2 años vean la televisión; entre 2 y 6 años el tiempo máximo a pasar delante de una pantalla (TV, Internet, tableta…) no debería de exceder de 1 hora. A partir de 7 años, la suma diaria total de exposición a las pantallas no debe sobrepasar las 2 horas.

Aunque no puedas estar durante todo el día con tu hijo, es muy importante que le marques las horas en las que puede estar frente a una pantalla, para que ésta no se haga dueña de todo el tiempo que pasa en casa ni se apropie del horario de las comidas, del estudio o del sueño: antes de acostarse no es recomendable que esté conectad@ para evitar que la excitación provocada por la interacción con las TIC le dificulte la conciliación del sueño.

Con la Wi-Fi generalizada en muchos hogares, ya no tiene sentido colocar el ordenador “familiar” en un sitio común de la casa si puede acceder a Internet a través de otros dispositivos: Smartphone, videoconsola, tableta… Un estudio del Ministerio de Sanidad demostró que los niños con ordenador, TV o consola en sus habitaciones presentaban un exceso de peso mayor a los que no los tenían.

Tienes que poder supervisar la actividad de tu hijo en Internet (contenidos a los que accede, tiempo que le dedica, personas con las que contacta) para poder darte cuenta de sus reacciones ante lo que ve en pantalla o ante los mensajes que recibe (cambios de humor, etc.) Si te interesas por quiénes son sus “amigos” virtuales no estás infringiendo su intimidad sino velando por su protección.

El ordenador o la tableta es un electrodoméstico más del hogar por lo que su uso ha de ser compartido. Compartir la tecnología en familia es una buena manera para darle una explicación de aquello que le pueda generar confusión, así le ayudas a asimilar la información a la que accede. Cuando alguien quede al cuidado de tu hijo pequeño (abuelos, nanny,…) debes indicarles claramente a qué servicios de Internet (Youtube, Facebook, etc.) no quieres que se conecte.

La mejor medicina para evitar riesgos con las TIC es la prevención: tu ejemplo en el buen uso y compartir la tecnología con tu hijo son la manera más inteligente de prevenir.

Os esperamos el próximo mes, donde abordaremos los problemas de salud derivados de un uso excesivo de las TIC.

Para resolver las dudas que nos asaltan como padres en el complejo mundo de las TIC, Padres 2.0 pone a disposición de los lectores de Sapos y Princesas un email ([email protected]) y un teléfono (648.072.365) donde podéis enviar vuestras consultas.

No te pierdas: Recomendaciones para una vida digital saludable (II)

También te puede interesar:

¿Qué opinas? Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *