¡Manos a la obra!

1. Extended la harina en una superficie lisa formando dos montones con un hueco en el centro de cada uno de ellos. En uno de los huecos se introduce el azúcar y en el otro la levadura. A continuación, repartid el agua entre ambos huecos para que los ingredientes se deshagan bien.

2. Después, mezclad los dos montículos y amasad con fuerza. Añadid los huevos y la ralladura de los limones y continuad amasando mientras incorporáis, poco a poco, el aceiteón, repartid el agua entre ambos huecos para que los ingredientes se deshagan bien.

3. Trabajad la masa hasta que consigáis que quede fina y elástica. Dejadla reposar unas 3 ó 4 horas hasta que suba, manteniéndola tapada en un lugar caliente.

4. Colocad la masa sobre un paño de tela y dividla en porciones individuales con forma redondeada. Pintadlas con huevo, espolvoread con azúcar y poned un huevo crudo en el centro. Ya solo falta introducirlas en el horno, y dejarlas a temperatura suave durante media hora.

¡Ya están listas las monas! pero falta un último paso: en Valencia es costumbre romper el huevo duro en la frente de quien esté más cerca, así que ¡no olvidéis continuar con la tradición!

También te puede interesar:

¿Qué opinas? Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *