Ingredientes:

    – Una taza de zumo de fruta.

    – 1 sobre de gelatina sin sabor.

    – 2 cucharadas de azúcar (opcional).

    – Moldes.

     

    Elaboración:

    1.  Empieza vertiendo el zumo de frutas en una cacerola pequeña junto al azúcar, (recuerda que el azúcar es opcional).

    2.  Tras él espolvorea la gelatina sobre el zumo y deja que repose durante unos minuto.

    3.  Pon la cacerola a fuego medio y ve removiendo hasta que la gelatina se disuelva completamente.

    3.  Vierte la mezcla en una taza medidora que tenga pico para así poder ir rellenando cada uno de los moldes. Lo mejor es que utilices moldes de silicona, porque te será mucho más fácil  desmoldar cada una de las gelatinas después. Te servirán las típicas cubiteras de silicona con diferentes formas. Procura que cada uno de los cubículos no sean demasiado grandes para así hacer las golosinas más pequeñas.

    4. Deja que todo repose durante al menos unos 20 minutos.

     

     Receta extraída de la web recetin.com

     


    mas_meriendas

    Ver más de: Dulces · Recetas · Fruta · Golosina · Merienda · Postres

    También te puede interesar:

    1 comentario

    ¿Qué opinas? Deja tu comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *