Esta temporada podréis disfrutar en familia de la última apuesta de Disney, Un, Dos, ¡Chef!, un nuevo espacio culinario protagonizado por Aimar, ex concursante de MasterChef Junior, y el humorista Luis Piedrahita. El programa busca divertir mientras promueve una alimentación saludable y atractiva además de darle una segunda oportunidad a ese ingrediente que no termina de convencernos.

Aimar, en calidad de cocinero, y Luis Piedrahita , como avezado pinche serán retados por famosos a hacer una receta con un ingrediente que no les guste. Como fiel aliado cuentan con la ayuda de Macedonio, piloto de pruebas encargado de trasladar los platos a los comensales.

Los dos protagonistas tendrán que trabajar con ingredientes tradicionalmente considerados difíciles, como las lentejas o las espinacas, y con otros realmente imposibles como el brócoli o el hígado. “Hay algún que otro ingrediente que no comería aunque lo cocinara, como el chipirón“, nos revela Aimar. Piedrahita, por su parte, confiesa que detesta “el huevo duro, su olor me dice que es un alimento que no se debe comer“.

Aimar amante de los fogones desde que apenas tenía tres años recuerda con especial ilusión la primera vez que se puso manos a la obra con tan solo seis, “Cociné una pizza, pero por supuesto bajo la supervisión de mis padres. También comencé a cocinar porque quería hacer mi propio pan con una forma más chula, triangular”. Y aconseja a los padres: “Tenéis que emplatar de una forma original, para  que no se vean los ingredientes que no gustan a los niños“.

Piedrahita_2
A caballo entre el fútbol y la cocina, siente especial predilección por esta última disciplina. Cuenta que de mayor quiere ser como Martín Berasategui. Sobre esto, el que será su pinche en el programa destaca la sabiduría que derrocha Aimar, en cuanto a técnica e historia de la cocina: “Sabe muchísimo, de manera que de mi desconocimiento abismal y de su conocimiento brutal surge un dialogo muy sincero y muy didáctico del que podréis disfrutar“.

Por otra parte, Luis Piedrahita considera  la cocina como algo “mágico, ya que se manipulan elementos y se transforman en algo mejor de lo que eran”. Cocinero poco experimentado, “hago platos sencillos, cosas de untar, una manzana“, se confiesa muy de horno “no frío los filetes empanados, los hago al horno, ni las patatas, creo que no frío algo desde el año 99, ¿por qué?, pues por una sencilla razón, no manchar“.

Luis Piedrahita, conocido por ser un gran mago y humorista nos desvela la  receta de la felicidad. “El ingrediente secreto para conseguir una pizca de felicidad es el humor, es muy necesario para ser feliz, conozco a muy pocas personas felices sin sentido del humor. Creo que es algo inherente al ser humano, solo el ser humano tiene la capacidad de sonreír, disfrutar del sentido del humor, así como de sentir lo que es la felicidad. Hay que saber reírse de uno mismo”.

Por último, el pequeño gran chef ha querido recalcar que “perfecto no hay nadie y hay muchas cosas que no me salen, todavía tengo que aprender mucho”.

Un programa para ver en familia y del que todos aprenderéis trucos y consejos para desenvolveros mejor en un mundo desconocido por muchos. Como ventaja adicional, vuestros hijos probarán alimentos hasta ahora impensables. Como decía Walt Disney “Piensa, cree, sueña y atrévete”.

Una clase deliciosa

El 14 de octubre, asistimos a la presentación de la nueva propuesta de Disney para la noche de los viernes, Un, Dos, ¡Chef! El programa, dirigido a toda la familia como ya os hemos contado tratará de convencer a los famosos, a través de sugerentes recetas, de incluir en su dieta el  ingrediente que siempre han rechazado.

Tras ver el primer episodio de la temporada que tiene a Carlos Latre como invitado, los protagonistas del programa, el chef Aimar, exconcursante de Masterchef Junior y su pinche, el cómico y mago, Luis Piedrahita impartieron a los asistentes un curso de cocina exprés con unos sencillos ingredientes: una rebanada de pan, una loncha de queso y jamón de pavo, una rodaja de tomate, zanahoria, mayonesa y el más detestado por el presentador, ¡la col!

Con el delantal puesto, los ingredientes en el plato, el rodillo a mano y el cuchillo como principal instrumento, descortezamos la rodaja del pan de molde que posteriormente, amasamos. Una vez aplastada, pusimos encima la loncha de queso y jamón de pavo que cortamos para que fuesen más pequeñas. Por otro lado, mezclamos la zanahoria, la col y el tomate troceados en un recipiente con mayonesa que añadimos como relleno a la rebanada. El resultado final de la receta fue un rollito con la col camuflada para favorecer su ingesta entre los comensales a los que les disgusta este ingrediente.

Para terminar la clase, Aimar supervisó mesa por mesa el trabajo realizado y animó a probar la receta una vez concluida. Los participantes quedaron encantados con el resultado y dispuestos a repetir el plato en casa. ¡Nosotros ya lo hemos hecho!

También te puede interesar:

¿Qué opinas? Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *