Los gatos también pueden ser adiestrados

Sentarse, dar la patita….Cuando hablamos de métodos de adiestramiento solemos relacionarlos con los perros. Sin embargo, al contrario de lo que se piensa, los gatos también pueden ser entrenados, de manera que tengan la posibilidad aprender una serie de reglas y normas. Para ello, solo se deben tener en cuenta una serie de componentes, por ejemplo, las limitaciones del animal.

No obstante, hay que saber que un gato no aprende de la misma forma que un perro. Los felinos siempre han adoptado una postura más observadora, por lo que es más sencillo enseñarles mediante juegos visuales o por imitación. Por otra parte, como todos los animales, son capaces de aprender a través de asociación o por el método de premio. Si tienen un comportamiento adecuado, saben que de esa forma conseguirán una recompensa. Existe el adiestramiento con clicker que se utiliza también en los perros. Se trata de un dispositivo que pulsaremos cuando el animal haga algo bien. El premio vendrá después del característico ‘click’.

¿Cuál puede ser la recompensa? La comida, el interés o la atención y, por supuesto, el juego. Para que el gato no pierda el interés, es fundamental realizar sesiones de trabajo de no más de cinco minutos. Deberemos repetir el proceso durante varios días hasta que el felino lo interiorice.
Es importante saber que hay conductas que deben evitarse, como el castigo físico o asustarle mediante gritos. Podríamos obtener una reacción inversa y provocarle estrés o incluso comportamientos violentos por miedo a su/s dueño/s.

 

También te puede interesar:

¿Qué opinas? Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *