¿Es posible la convivencia entre perros y gatos?

Existen numerosos tópicos sobre la convivencia entre caninos y felinos, incluso el castellano lo ha reflejado en dichos populares como ‘llevarse como el perro y el gato’. ¿Pero esto es real? Tanto perros como gatos pueden convivir en armonía y sin problemas. Tan solo es necesario marcar ciertas pautas:

  • Cuando uno de los dos llega nuevo a la familia, se recomienda ponerlos en habitaciones separadas. Antes de conocerse deberán acostumbrarse a los olores, con objetos, olisqueando detrás de la puerta…
  • Es el momento de presentarlos, pero ¡cuidado! Es importante no dejarlos solos. Cualquiera de los dos podría asustarse o reaccionar mal. El proceso debe repetirse tantas veces como sea necesario.
  • Si ya se han acostumbrado el uno al otro, es el momento de que puedan estar los dos paseando pacíficamente por la casa, haciendo que la curiosidad se convierta finalmente en una buena relación.
  • Hay que tratar a los dos por igual y no sobreproteger a ninguno.
  • A veces, el hecho de perseguirse es un juego entre los dos, no un indicador de mala convivencia.

Aun así debe tenerse en cuenta la edad y el carácter de cada uno. Ellos también marcarán las pautas de la relación que quieren tener.

 

También te puede interesar:

¿Qué opinas? Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *