4 Experimentos científicos sobre energía para niños


    Las ciencias no tienen por qué ser solo una asignatura más del colegio, también pueden ser un juego divertido, a la par que educativo, con el que entretenernos en casa junto a nuestros hijos.

    A continuación te proponemos cuatro experimentos alucinantes para que los niños aprendan sobre energía y moviemiento de forma práctica.

    1. La conductividad del agua salada

    Materiales: batería de 9V, dos palitos de helado, un vaso de agua, un vaso de agua con sal, cinta aislante, papel de aluminio y un zumbador (o una bombilla con su portalámparas).

    Instrucciones:

    1. Envuelve los palitos de helado con papel de aluminio.
    2. Pega con cinta aislante el cable rojo del zumbador al extremo positivo de la batería.
    3. Pega el extremo de uno de los palitos cubiertos de aluminio al cable negro del zumbador, y el extremo del otro palito al polo negativo de la bateria.
    4. A continuación une los dos palitos y comprueba que el zumbador vibra y hace ruido. En caso contrario comprueba que has seguido correctamente los tre primeros pasos.
    5. A continuación introduce los palitos en el vaso de agua con sal sin que se toquen y comprobaréis que el zumbador funciona.
    6. Repite el proceso con el agua dulce y veréis que el zumbador no funciona.

    Explicación: Con este experimento los niños aprenderán que el agua salada conduce la electricidad, mientras que el agua dulce no. La sal que contiene el agua salada se descompone en iones, que conducen la electricidad y hacen funcionar el zumbador.experimentos-cientificos-para-ninos-la-conductividad-del-agua-salada

    Fuentes: kidder y home science tools

    2. Horno solar

    Materiales: una caja de pizza, papel de aluminio, papel film, papel kraft negro (o cartulina negra), cinta adhesiva, pegamento, tijeras o cúter y un palito de madera. Además, necesitarás algunos alimentos para cocinar en tu horno, como unas galletas con chocolate o un sandwich de queso.

    Instrucciones:

    1. Primero crea “la puerta del horno” cortando un cuadrado en la tapa de la caja de pizza.
    2. Decora la caja con rotuladores, pinturas, pegatinas… (opcional)
    3. Pega la cartulina negra en la parte inferior de la caja (los colores oscuros absorben el calor).
    4. Pega una lámina de papel de aluminio en la parte interior de la tapa que has cortado (la puerta del horno), para que refleje el calor del sol.
    5. Cubre la abertura de la puerta con papel film y fíjala por la parte interior con cinta adhesiva.
    6. Coloca el horno en algún lugar donde le de bien el sol, introduce tu merienda en su interior y utiliza un palito de madera para mantener la tapa del horno abierta en el ángulo perfecto.

    Explicación: Este experimento es perfecto para enseñar a los niños energías alternativas, en este caso el sol como fuente de calor. Además, aprenderán las funciones de los diferentes materiales utilizados, el papel de aluminio como reflectante, el papel kraft negro como absorbente de los rayos de sol y el papel film para la conservación del calor.

    experimentos-cientificos-con-ninos-horno-solar

    Fuente: desert chica

    3. Batería de patata

    Materiales: dos clavos de zinc (clavos galvanizados), dos monedas de cobre, dos patatas, tres cables de clip de cocodrilo con clips en ambos extremos (puedes encontrarlo en cualquier ferretería) y un reloj pequeño (o una bombilla de LED con un portalámparas)

    Instrucciones:

    1. Introduce un clavo en el centro de cada patata hasta que llegue casi al otro lado.
    2. Inserta una moneda de cobre en cada patata hasta la mitad más o menos, cerca del clavo, pero sin que lo toque.
    3. Conecta las dos patatas con uno de los cables de clip de cocodrilo, uniendo el clavo de una de las patatas con la moneda de la otra.
    4. A continuación conecta las patatas con el reloj, uniendo el clavo libre de una de las patatas con el polo negativo (-) de la batería del reloj, y la moneda libre de la otra patata con el polo positivo (+).
    5. Una vez conectadas las patatas entre sí con un cable, y cada patata al reloj con los otros dos cables, el reloj debería empezar a funcionar. Si no funciona, comprueba que los cables están correctamente conectados.

    Explicación: Se trata de un experimento sobre la generación de electricidad a partir de una patata, sí, has leído bien, a partir de una patata. Con este experimento los niños aprenderan los principios de la generación de electricidad y cómo los cables permiten que la electricidad circule a través de un circuito completo.

    La explicación es muy sencilla, una patata contiene agua, azúcar y ácidos. Ciertos tipos de metales, particularmente el cobre y el zinc, reaccionan con la patata cuando se insertan en su interior. Los metales se convierten en electrodos, uno positivo y otro negativo, y los electrones fluyen entre los metales dentro de la patata, generando una pequeña corriente eléctrica. Al conectar los cables al reloj (o la bombilla) se forma un circuito haciendo funcionar el aparato.

    experimentos-para-hacer-con-ninos-energia-bateria-de-patata

    Fuente: wikihow

    4. Coche propulsado con aire

    Materiales: Una plataforma de plástico o cartón, cuatro tapones de botellas de plástico, un pedacito de unos 10 centímetros, tubo de espuma de poliuretano (también puedes usar un tubo de papel higiénico cortado por la mitad), dos pinchos de madera, pegamento líquido instantáneo (o pistola de pegamento termofusible), cinta adhesiva, una pajita y un globo. Es importante que todos los materiales sean muy ligeros para que el experimento funcione.

    Instrucciones:

    1. Coloca un tapón en cada extremo de los dos pinchos de madera, perforándolos con un punzón previamente y pegándolos con pegamento líquido para que queden bien fijos.
    2. Fija los ejes a la plataforma, asegurándote de que las ruedas queden más o menos alineadas.
    3. Pega un globo en uno de los extremos de la pajita con cinta adhesiva, asegurándote de que la unión es hermética.
    4. En la parte superior de la plataforma pega el tubo de espuma, y sobre este, pega la pajita con el globo.
    5. Por último sopla por el extremo libre de la pajita hasta que el globo esté bien inflado. Suéltalo y observa como se mueve.

    *Puedes hacer dos coches y hacer una competición a ver cuál corre más.

    **Otra opción es construir un coche de lega y pegarle la pajita con el globo en la parte superior.

    Explicación: Este experimento sirve para mostrar a los niños uno de los principios más básicos de la ciencia: la energía no se crea ni se destruye, solo se transforma. Utilizamos nuestra propia energía para hinchar el globo, que se convierte en una fuente de energía para el coche (energía cinética).

    Además, podéis incorporar las matemáticas a este experimento midiendo la distancia que recorre el coche en función del aire que insuflamos al globo. También podemos medir el tiempo que tarda en recorrer una determinada distancia con un cronómetro.

    experimentos-para-hacer-con-ninos-energia-cinetica-coche-propulsado-con-aire

    Fuente: planet smarty

    Experimento - Manualidades para niños - Ocio en casa

    También te puede interesar:

    ¿Qué opinas? Deja tu comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *