5 Juegos creativos para mejorar la motricidad fina

5 Juegos creativos para mejorar la motricidad fina

Coordinación y precisión son las dos características que definen la motricidad fina. Un desarrollo madurativo en los niños que comienza hacia el año y medio y en el que hay que trabajar a lo largo de los siguientes años para tratar de obtener logros más complejos que permitan al niño desarrollar al completo sus habilidades.

Es importante ayudar a los niños a desarrollar la psicomotricidad fina y para ello, lo mejor es hacerlo a través de juegos y sencillas manualidades con las que, además de entrenar, pasarán divertidos a ratos. Ideas como las que te proponemos a continuación.

1. Juegos con pinzas

Los más pequeños pueden desarrollar la motricidad fina y el trabajo de pinza con los dedos a través de este sencillo juego. Coge unas pinzas sujetapapeles de diferentes colores y coloca en la mesa o en cuencos de boca ancha pequeños pompones y trocitos de limpiapipas. El juego consiste en recoger todos los elementos del mismo color con la pinza. Un entretenido modo de trabajar su destreza manual.

motricidad fina pinzas
Fuente: lalymom

2. Plastilina para ayudarles a recortar

La coordinación ojo-mano es importante en la psicomotricidad fina. Por eso, a los niños más pequeños, que aún no han desarrollado al completo estas habilidades, les cuesta recortar con cierta precisión. Para ayudarles te proponemos una actividad que les guiará sin esfuerzo.

La idea consiste en crear unas bandas, entre las que el niño tendrá que recortar, con un poco de plastilina. Podemos empezar por hacer dos líneas rectas para que el niño no se salga del camino y continuar complicando la actividad creando curvas, círculos o figuras. 

motricidad fina cortar
Fuente: mamaot

3. Trabajo con gomas

Este juego no puede ser más sencillo. No requiere de más materiales que unas botellas o botes y gomas elásticas. La propuesta consiste en hacer que los niños rodeen el bote con todas las bandas elásticas que puedan. Ganará el que más gomas consiga poner en un tiempo determinado.

Otro juego que también pueden trabajar con elásticos es tratar de pasarlos de la mano de un niño a otro. Para ello uno tendrá que tener la goma enrollada en su mano, a la altura de los dedos, haciendo fuerza con para que no se le escape hacia delante ni se retraiga hacia la muñeca. En esta posición tendrá que pasársela a su compañero.

motricidad fina con gomas
Fuente: handsonaswegrow

4. Motricidad fina con pajitas

Una posibilidad para que el niño mejore la coordinación ojo-mano es hacer que practique insertando pequeños objetos o palitos en orificios. Podéis trabajar este concepto con un bote de cubiertos con agujeros y una caja de pajitas de colores con las que, los niños, tendrán que atravesar el bote.

motricidad fina con pajitas
Fuente: teachertypes

5. Mini tendedero infantil

La base de una cajita de madera puede servirnos para crear esta actividad con la que trabajar el efecto pinza. El primer paso para crear este tendedero es anudar a los dos extremos de la caja unas lanas que nos servirán para colocar la ropa. Dibuja sobre goma eva pequeñas prendas de vestir y deja que los niños las recorten. Una vez que el trabajo esté hecho añade a tu caja una cesta con pequeñas pinzas de la ropa e invita a los niños a tender todas las prendas que han recortado.

Puedes añadir complicaciones al juego haciendo que las coloquen por colores o tipo de prenda. Además de trabajar la motricidad fina con el pinzado de dedos también aprenderán a crear series y secuencias.

motricidad fina tendedero
Fuente: blisscocotte

Otras posibilidades que podéis hacer en casa, en este caso para desarrollar la motricidad gruesa las encontrareis pinchando aquí.

También te puede interesar:

¿Qué opinas? Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *