Juega a cambiar el color de las flores

Material: Un clavel de color blanco. Dos vasos con agua. Un sobre de pintura vegetal rojo y otro de pintura azul (o de los colores que tú prefieras)

Y, ¿ahora?

En un vaso con agua pon el color rojo y en el otro el color azul.

Abre con mucho cuidado el tallo del clavel a lo largo, y de arriba abajo.

Para ello es necesario que te eche una manita algún mayor de la casa.

Pon cada mitad del tallo en un vaso diferente, pero, recuerda, sin desprenderlo de la flor.

Espera unos minutos… ¡Ya puedes ver cómo algunos pétalos empiezan a volverse rojos y otros azules!

También te puede interesar:

¿Qué opinas? Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *