5 juegos muy fresquitos

Como ya se acerca el calorcito y empezamos a tener más horas de luz y también un poquito más de tiempo libre, nos gustaría presentaros 5 juegos muy divertidos y especiales para hacer en verano. Son juegos que podemos hacer en casa con los nuestros, donde utilizaremos materiales muy sencillos al alcance de todos! Lo vais a pasar de maravilla. Sólo hay que tener un poco de imaginación y perder el miedo a ensuciaros!

1. Bolos caseros

bolos

Para crear este juego necesitaremos:
– Botellas de yogur batido, nos da igual la marca pero preferible que sean todas iguales
– Pelotas de ping pong
– Pegamento
– Pinturas acrílicas.

Simplemente tenemos que pegar las pelotas de pingpong en la parte de arriba de nuestro bote de yogur para asegurarnos que está cerrada. Cuando el pegamento se haya secado ya podemos colorear nuestros botes como queramos. Sólo hay que usar la imaginación! Si queremos meter un poco de dificultad al juego, para que los bolos pesen más podríamos rellenarlos de arena. En este caso, deberemos lanzar una pelota más dura para derribarlos. Todo depende de lo difícil que lo queramos hacer.

2. Pompas de Jabón gigantes

pompas

Somos muchos los que nos paseamos ahora por los parques y vemos a toda esa gente haciendo pompas de jabón gigantes y nos encantaría hacerlo en casa. Aquí traemos la receta,
para que todos en casa lo intentéis. Si salen nos quedarán fotos geniales, y si no salen por lo menos habremos pasado un rato genial, que es lo importante. Nunca dejaremos de intentarlo. Hacemos esta mezcla y la dejamos reposar entre una y dos horas.

Para ello necesitamos: – 9 partes de agua. Calculamos con un cubo o con un vaso, lo que nos venga mejor. El agua si es destilada mejor, sino tampoco pasa nada.
– 2 partes de gomina de gel extra fuerte. No hace falta que sea de marca, uno barato nos sirve. Pero tiene que ser en gel, la cera no vale.
– ½ parte de jabón de lavavajillas (de los que hacen mucha espuma, espeso y concentrado). Mientras que reposa nuestra mezcla podemos ir haciendo nuestros palos para hacer las
pompas y necesitaremos:
– 2 palos de madera gruesos
– 1 cuerda (importante que sea de material absorbente para que salgan bien las
pompas).
Cortamos la cuerda para que sea tres veces la longitud de nuestros palos, tiene que ser bastante grande para que quede guay. Y la atamos a nuestros palos con un lado más largo que
el otro pero haciendo un círculo. Y con esto tenemos montado nuestros palos!
Cuando haya pasado el tiempo de reposo de nuestra mezcla, la ponemos en un barreño bastante amplio y sumergimos los palos con la cuerda. Dejamos que empape y levantamos
para que entre el aire y nuestras pompas se formen! Es muy divertido y no siempre sale a la primera, hay que tener un poco de paciencia e intentarlo varias veces. Es genial!

3. Juegos con esponjas de agua

esponjas-de-agua

Para cuando el calor aprieta bien fuerte, necesitamos refrescarnos y aquí os dejamos un juego muy divertido. Para su elaboración necesitaremos:
– Esponjas de colores, cuanto más grandes mejor.
– Unas tijeras
– Varios cubos o barreños
– Agua: piscina, manguera nos vale todo.
– Mucha imaginación y ganas de pasarlo bien.

Lo primero que tenemos que hacer es darle personalidad a las esponjas que hemos conseguido. Cuantos más colores más divertidas serán. Cuando estén secas, con unas tijeras
las recortamos con diferentes formas que nos gusten. Las podemos hacer de forma de estrella, de corazón, grandes y pequeñas. Una vez tengamos hechas las diferentes formas ya estamos listos para jugar. A continuación os explicamos varios juegos para hacer con los peques. En piscina: siempre hay que tener mucho cuidado cuando jugamos con niños en la piscina, debemos asegurarnos que nadan bien y que además la piscina esté vigilada. El primer juego es el de recoger las esponjas del agua por colores. Lanzamos todas las esponjas, cada niño tiene la responsabilidad de un color y deberá recoger las suyas para después guardarlas en un barreño. El que consiga más puntos ganara. Fuera de la piscina: podemos poner dos cubos de agua de un lado a otro del jardín. El primero estará lleno de agua y el segundo vacío. Cada niño deberá transportar el agua del primer cubo al segundo utilizando solo y exclusivamente la ayuda de la esponja. Nos mojaremos y será muy divertido. Si tenemos varios niños, podemos dividirlos por grupos, delimitar un espacio en el suelo y
jugar al balón prisionero con la esponja mojada. Cada vez que un niño dé con la esponja a otro, éste será prisionero y además se habrá quedado bien fresquito! Muy divertido para jugar con más de 6 niños.

4. El rey de la manguera

wallpaper-free

Aquí os dejamos otro juego muy divertido para hacer con niños y en el que pueden jugar niños de todas las edades. Cuantos más seamos más divertido será. Para ello necesitaremos:

– Un buen jardín o espacio donde correr y escondernos
– Una manguera que sea bastante larga

El juego es así: una pareja escogida por el adulto (pueden ser dos niños o niño y adulto) la ligarán. El resto se irá a esconder por todo el espacio. Los niños que la ligan deberán
encargarse uno de sujetar la manguera y el otro de abrir el grifo. El que sujeta la manguera deberá ir buscando al resto de niños por el jardín. Cuando haya visto a alguno gritará a su
compañero “AGUA”, éste abrirá el grifo y mojará a todos los niños. Ganará el que consiga volver al punto de inicio sin estar mojado. Es muy divertido y todos lo pasan genial. Ideal
también para que pases un momento de desconexión con tus hijos en el jardín de casa. Podemos modificarlo con toda nuestra imaginación y jugar a que el que sostiene la manguera
está defendiendo un castillo y los demás deberán asaltarlos para liberar a los que estén en su interior. Los niños tendrán mil ideas y nos sorprenderán con su imaginación infinita.

5. El guardián del globo.

globos

Este juego es muy sencillo y muy divertido para jugar con muchos niños. Niños de todas las edades podrán jugar y lo pasarán genial. Para este juego necesitamos globos de colores llenos de agua y un barreño que no tenga picos que los pueda explotar. Para empezar haremos un círculo y nos sentaremos en el suelo. Un niño deberá ser el que custodie los globos y se pondrá en el centro del círculo, además cerrará los ojos. Los demás niños escogerán un color de globo de los que hay en el barreño y cada uno será un color diferente, no puede haber dos niños con el mismo color, les entregamos el globo a cada uno y lo esconden detrás suyo. El niño que tenía los ojos cerrados dirá un color al azar de todos los que había en el barreño. El niño que tenga ese globo deberá cogerlo y llevarlo lo más rápido posible al barreño para ganar. Si el guardián le pilla, o se le explota el globo volvemos a empezar. Si consigue llegar al barreño, se convertirá en el guardián. ¡Un juego extremadamente divertido!

Artículo facilitado por la empresa de animación Froggies

Cristina Saraldi

 

También te puede interesar:

¿Qué opinas? Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *