La polémica regulación de la gestación subrogada

La polémica regulación de la gestación subrogada

En los últimos meses la regulación de la gestación subrogada se ha convertido en un tema polémico y controvertido. Sus partidarios compiten en número con sus férreos detractores. No hay término medio: o se está en contra o a favor.

Situaciones igual de polémicas tuvieron lugar hace años con la regulación del divorcio, el aborto, la reproducción asistida o los trasplantes. La sociedad va cambiando y con ella los derechos y las normas sobre la maternidad. En países como Estados Unidos, Canadá, Holanda, Reino Unido, Israel, Australia, Portugal, Bélgica, Irlanda, Brasil, Argentina, Sudáfrica o Nueva Zelanda han regulado o están regulando en estos momentos la gestación subrogada.

En España no está permitida la gestación subrogada. Las parejas que viajan al extranjero para tener a su hijo de ese modo se suelen enfrentar luego con  dificultades para inscribir al niño en el Registro Civil. Desde 2010 el Ministerio de Justicia permite la inscripción mientras que se produzca en el consulado del país de origen. Y solo si los progenitores aportan una resolución judicial que determine a su favor la filiación.

El problema es que no todos los consulados aplican esta instrucción. Si no existe esa resolución judicial, se puede proceder a la filiación por adopción. Esta resolución se suele dar en países como Estados Unidos o Canadá pero no en otros como por ejemplo Ucrania. La adopción solo puede tener lugar si uno de los progenitores es el padre biológico y la gestante renuncia a la patria potestad. Unos trámites complejos a los que se enfrentan aquellos que recurren a esta polémica técnica de reproducción asistida.

Gestación Subrogada

Objetivo: Regular la gestación subrogada

Regular la gestación subrogada es una demanda de parte de la sociedad actual. Cuenta con muchos partidarios pero también con férreos opositores en todo el mundo. En España dos grupos ideológicos totalmente diferentes se oponen la regular la gestación subrogada. Por un lado están en contra grupos ultraconservadores como el Foro de la Familia, Hazte Oír o Profesionales por la Ética. Colectivos a los que son afines la mayoría de los integrantes del Comité de Bioética de España, dependiente del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Este Comité ya se posicionó en contra de esta práctica en su informe a mediados de mayo. También apostó por promover a nivel internacional un marco común regulatorio que prohíba la celebración de contratos de este tipo “en garantía de la dignidad de la mujer y del niño”.

Por otro lado otros grupos como Izquierda Unida o el nuevo PSOE se manifiestan en contra. El PSOE reconoce que se ha abierto en debate en la sociedad actual. Pero considera que “no puede abrazar ninguna práctica que suponga socavar los derechos” de mujeres ni de niñas”.  “Sobre todo de las más pobres en un contexto de rearme del neoliberalismo patriarcal”, añade este partido.

Desde 1988 desde que se promulgó la primera ley sobre Técnicas de Reproducción Asistida. Esta ley garantiza el derecho a la medicina reproductiva. Las mujeres con en enfermedades como cáncer u otras patologías  no han podido ejercen este derecho. Tampoco los transexuales o las parejas homosexuales. Un derecho que sí podrían ejercer con la gestación subrogada.

El partido político Ciudadanos ha abanderado en los últimos meses la lucha por la regulación de la gestación subrogada. Pero propone limitaciones a la regulación. Por ejemplo que la condición de gestante solo sea para mujeres que hayan cumplido los 25 años y ya hayan sido madres con anterioridad. También que sean españolas o residentes legales en España y tengan una situación socioeconómica estable. Además proponen que  la gestación debe ser altruista y que una mujer solo podrá ser gestante por subrogación un máximo de dos ocasiones.

 

También te puede interesar:

¿Qué opinas? Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *