Cuando hablamos de las atenciones de tu bebé, sabemos que hasta el más mínimo detalle requiere de una atención especial: una higiene adecuada, una alimentación específica o unos juegos adaptados a sus necesidades son imprescindibles para que crezca sano y feliz.

Lo mismo ocurre con su transporte, aunque tu ritmo de vida no tiene porqué cambiar con la llegada de tu hijo, ya que existen numerosos complementos adaptados para todas las necesidades, que te permitirán llevar a tu bebé contigo allá donde vayas.

Antes de nada, es imprescindible que tengas en cuenta que los recién nacidos crecen muy deprisa, y que debes adaptar los complementos del trasporte a ese ritmo de crecimiento, adecuándolos en cada momento al peso y talla de tu bebé, con el fin de garantizar su seguridad y comodidad.

Una vez claro este punto se abre ante ti un mundo lleno de posibilidades en el transporte de tu bebé para que puedas compartir con él todas las experiencias del día a día.

Para salir a pasear:
Debes tener en cuenta que, desde sus primeros días de vida, es muy recomendable que tu bebé disfrute de agradables paseos al aire libre.

Por eso el cochecito se convierte en su primer medio de transporte. Este complemento, que además asegura a tu bebé sueños tranquilos y confortables durante el día en cualquier momento y lugar, ha evolucionado mucho en los últimos años, mejorando su fiabilidad y practicidad, y adaptándose a las necesidades de cada padre, gracias a la gran variedad de materiales y modelos existente: clásicos, deportivos, todoterreno…

No obstante, una vez que tu bebé supere los cuatro meses, debes sustituir el cochecito por la silla de paseo, que permitirá a tu hijo mantener una postura más erguida y entablar una relación más directa con su entorno. En este caso debes comprobar siempre que tu bebé apoye bien la espalda en el respaldo del asiento. A la hora de elegir el modelo más adecuado, los elaborados con materiales rígidos, bien recubiertos y con el respaldo reclinable, son la mejor opción.

Pero si ya en esta segunda etapa de tu bebé lo que deseas es disponer de una mayor autonomía, una solución moderna y práctica te la ofrecen las “mochilas portabebés” con las que podrás desplazarte de una manera más cómoda y ligera con tu hijo en el regazo o la espalda.

Para viajar en coche:
En este tipo de desplazamientos con tu bebé, necesitas un sistema de retención adaptado a su peso y talla: los bebés de hasta 10 kilos (unos 9 meses) deben ir en capazos, con arneses de seguridad, colocados en sentido contrario al de la marcha y en el asiento trasero del coche.

Una vez que haya cumplido los 9 meses o superado los 10 kilos, puedes colocar a tu bebé en el sentido de la marcha, siempre en una silla adecuada a cada etapa de su niñez. En cualquier caso, y sea cual sea tu elección final, no debes olvidarte nunca de comprobar que se trate de un complemento homologado, que cumpla con todas las medidas de seguridad exigidas por ley.

 


Teniendo en cuenta estos pequeños consejos, podrás disfrutar de agradables salidas en familia, con un placentero paseo o una relajada escapada, manteniendo siempre los mayores niveles de seguridad y comodidad, que harán que tu pequeño crezca, desde el primer día, sano y feliz. Y es que, en lo que se refiere a tu bebé, cada detalle es fundamental.

También te puede interesar:

¿Qué opinas? Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *