Cómo estimular el habla de nuestro bebé

Cómo estimular el habla de nuestro bebé

Cuando tenemos un bebé en edad de empezar a hablar, muchos padres nos preocupamos por si nuestro hijo no está evolucionando correctamente. ¿Se corresponde su desarrollo en el habla con el normal a su edad? ¿Podemos hacer algo para estimular al niño y que comience a hablar antes? Para responder este tipo de dudas y muchas más hablamos con la Logopeda Eva Estrada, terapeuta especializada en atención temprana en el centro de logopedia y psicología educativa Bla Bla de Sanchinarro.

Tal y como nos indica Eva, a la hora de empezar a hablar “debemos tener en cuenta que cada niño es diferente y que en estas edades tempranas cada uno de ellos sigue su propio ritmo. Se considera que las primeras palabras deben aparecen alrededor de los 12 meses”. Antes de eso, debemos observar la capacidad del niño para responder a los ruidos y estímulos sonoros, ya que puede que la ausencia de atención al estímulo sonoro se deba a problemas auditivos o cognitivos.

En la mayoría de los casos no debemos preocuparnos si el niño no habla pero muestra la intención de comunicarse respondiendo a los estímulos y emitiendo sonidos. Sin embargo, Eva Estrada nos aconseja acudir a un especialista si nuestro hijo no utiliza ninguna palabra a los 24 meses. Además, “si no hay comunicación de ningún otro modo será necesario acudir antes para determinar la causa de esta alteración y poder actuar lo antes posible. Es primordial observar si el niño comprende nuestras órdenes, porque a menudo el problema no es simplemente expresivo si no también comprensivo”.

“Se considera que las primeras palabras deben aparecer alrededor de los doce meses”

“El lenguaje humano se desarrolla por una capacidad innata y por el estímulo externo. Es decir, contamos con unas capacidades que se desarrollan si el ambiente en el que crecemos es propicio a la comunicación. Es importante la interacción del bebé con el contexto inmediato y con las personas que le rodean, normalmente los papás”. Y es que los padres podemos hacer mucho para estimular el desarrollo del habla de nuestros hijos. De manera innata y totalmente intuitiva utilizamos un habla más sencilla, melódica y pausada con los bebés en sus primeros meses de vida denominada baby talk, que se debe ir modificando a medida que el niño crece. Más adelante, algunas de las pautas que nos aconseja Eva y que podemos aplicar en nuestro día a día son:

  • Hablar al niño. Comentar cosas que os van sucediendo juntos como el vestido, el paseo…
  • Saber escuchar sus producciones dándole espacio para que se exprese
  • Jugar con el niño siguiendo sus intereses
  • Enfatizar la entonación para facilitar la comprensión
  • Cantar canciones
  • Ver cuentos y comentarlos con ellos

Cómo estimular el habla en nuestro bebé

Si queremos estimularle mediante juegos y ejercicios “lo primordial es que la comunicación sea bidireccional. Los juegos que favorecen la alternancia de turnos serán los más adecuados en este sentido. Por ejemplo, cantar juntos canciones cortándolas para que el niño las complete con las palabras que faltan, o con la melodía si aún no puede utilizar le lenguaje; o juegos motrices como pasarnos la pelota, saltar a la de tres… Depende de la edad”.

Muchos de nosotros decidimos desde que los niños son muy pequeños llevarlos a una escuela infantil bilingüe; y también es muy común actualmente que los niños tengan progenitores que les hablen en idiomas distintos. ¿Puede ser esto un motivo de retraso en la adquisición de lenguaje? Tal y como nos dice Eva, “no hay estudios actuales que avalen esa teoría. Un niño no habla más tarde por estar expuesto a dos idiomas. Yo como profesional recomiendo que los padres se dirijan a sus hijos en su idioma materno, cada uno en el suyo. El niño está preparado para adquirir los idiomas a los que esté expuesto“. Y es que según Bárbara Zurer Pearson, investigadora de la Universidad de Massachusetts y experta en bilingüismo, los niños a los pocos días de nacer pueden diferenciar entre un idioma y otro si estos dos idiomas son muy diferentes entre sí, y en el caso de idiomas similares, alrededor de los 6 meses de edad. “Lo importante cuando el niño bilingüe empieza a hablar es que se comunique. Es normal que mezcle los idiomas, que los utilice indistintamente. Poco a poco irá separándolos y hablando uno u otro según el interlocutor que tenga delante”.

“Si queremos estimularle mediante juegos y ejercicios lo primordial es que la comunicación sea bidireccional”

Una vez los niños empiezan a hablar, debemos estar atentos por si manifiestan aspectos que puedan ser síntoma de algún trastorno. “Es importante observar un incremento del vocabulario adecuado, una construcción de frases de cierta complejidad y una buena comprensión. Las cuestiones articulatorias se irán definiendo con la edad, pero si el índice de inteligibilidad a los 2 años y 6 meses no es suficiente para que le pueda entender cualquier interlocutor, es conveniente acudir a un especialista para realizar una valoración completa”, nos aconseja la pedagoga.

Algunas de las alteraciones más comunes de la comunicación en los niños son: adquisición tardía del lenguaje, retraso fonológico, dislalia (dificultad en la articulación de un fonema), dislexia (alteraciones en la lectoescritura),  disfemia o tartamudez, o disfonía infantil. En estos casos lo más recomendable es acudir a un profesional para que nos ayude a detectar precozmente retrasos y alteraciones del habla y nos recomiende el tratamiento o terapia más adecuada en cada caso.

Guardar

También te puede interesar:

¿Qué opinas? Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *