Desveladas las claves del sueño infantil, según el Boston Children’s Hospital

Desveladas las claves del sueño infantil, según el Boston Children's Hospital

El sueño infantil figura, sin duda, en lo más alto de la lista de preocupaciones de los padres de cualquier recién nacido. El cansancio puede hacernos olvidar la magnitud de la transición que ha experimentado el bebé. De estar arropado en un entorno cálido, con pocos sonidos más que el latir del corazón de la madre para marcar el ritmo de sus días, de repente su ambiente ha cambiado drásticamente. Pensemos en lo fascinante y perturbador al mismo tiempo que debe resultar a sus ojos este nuevo mundo repleto de estímulos.

Sin embargo, dormir a un niño no es una misión imposible. Tras tratar a cientos de infantes con problemas para dormir o trastornos del sueño, el Sleep Center del Boston Children’s Hospital (BCH), la primera unidad dedicada al sueño infantil de Estados Unidos, ofrece unos valiosos consejos básicos que serán de gran ayuda para los padres primerizos.

¿Es cierto que los bebés duermen tan poco?

Las enfermeras del Sleep Center del BHC, Jennifer Gingrasfield y Maile Moore, explican algunas claves para comprender el sueño de los bebés. Primero, su ciclo de sueño es muy corto, de apenas 30 a 40 minutos, tras los cuáles el bebé se despierta por un pequeño periodo de tiempo y vuelve a dormir de nuevo. Además, son activos durante el sueño, por lo que no debe extrañarnos que gesticulen o sonrían.

Sueño infantil
El ciclo del sueño del bebé dura apenas entre 30 y 40 minutos.

Costumbres como coger al bebé cuando se despierta y acunarlo para volverlo a dormir no ayudan. En realidad, estamos interrumpiendo la transición entre dos ciclos del sueño. Si estuviera en la cuna, volvería a dormirse por sí solo de forma natural. Según Gingrasfield y Moore, acostar al bebé y dejar que se duerma solo ayuda a conseguir periodos de descanso más duraderos.

Un bebé recién nacido duerme entre 16 y 20 horas al día, según los expertos del BCH. A los seis meses, este tiempo se reduce a unas 13 horas y, al año, lo normal es que un bebé duerma unas 12 horas al día.

Sueño infantil: la organización es la clave

Para las enfermeras del centro de Boston, existe un requisito indispensable para superar el reto del sueño durante los primeros meses: una rutina organizada. Esto incluye aspectos como, por ejemplo, los fines de semana. Es imposible que consigamos hacer comprender a nuestro bebé la diferencia entre días laborables y festivos. Y aunque nos parezca una costumbre natural, el recién nacido también debe aprender a diferenciar entre el día y la noche para regular sus ciclos de sueño. Sólo es cuestión de tiempo, así que la paciencia es la mejor recomendación.

Sueño infantil
Un bebé recién nacido duerme un promedio de entre 16 a 20 horas al día.

Mientras tanto, los padres deben estar concienciados de que la llegada de un bebé supone un cambio radical de rutina. Por supuesto, no se trata del advenimiento de ninguna catástrofe. No hablamos sólo de llantos y noches sin dormir. Simplemente, los padres deben reorganizar su horario de acuerdo a sus nuevas prioridades.

Según los expertos del Hospital de Boston, establecer y mantener esa nueva rutina es la llave que abre la puerta a noches mucho más tranquilas. Aunque los inicios puedan resultar difíciles, la perserverancia es la clave.

Para dormir, nada de distracciones

A la hora de acostarse, lo ideal es tener un espacio tranquilo y acogedor, que induzca a la calma. Para ello, las enfermeras del Sleep Center de Boston son tajantes: este lugar debe estar libre de todo tipo de pantallas o cualquier dispositivo audiovisual o acústico, como las luces giratorias de los móviles con las que acostumbramos a adornar cualquier dormitorio infantil.

Sueño infantil
Los expertos del Hospital de Boston recomiendan un entorno libre de estímulos audiovisuales y sonoros.

Tampoco son recomendables las grabaciones de música o cualquier tipo de sonido, incluso ruido blanco. Así, el bebé se acostumbra a conciliar el sueño con los sonidos habituales de cualquier casa.

También te puede interesar:

¿Qué opinas? Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *