Viajar con niños no es fácil, te ayudamos a preparar su maleta

Llega el momento más esperado, es momento de planificar un viaje familiar y al pensar en la maleta de nuestro hijo nos corre un escalofrío solo de pensar todo lo que hay que preparar para que no falte nada. Tenemos claro que todo ha de estar bien organizado y no puede faltar nada pero siempre nos surgen las clásicas dudas de ¿Y si llueve?, ¿Y si se pone malo?, ¿Meto más ropa?

A continuación, vamos a darte unos consejos para que salir con tu hijo de vacaciones no se convierta en una mudanza y podamos aplicar el sentido común sin necesidad de llevarnos la casa con nosotros.

Check list con lo que necesitas llevar
Ser organizados será fundamental para no olvidar ningún accesorio o artículo que podamos necesitar. Para ello, vamos a dedicar unos minutos antes de hacer la maleta para hacer una lista en la que anotaremos todo lo necesario por obvio que parezca como ropa, calzado, neceser, alimentación, complementos, juguetes, etc.

Niños Mayoral

¿Cuánta ropa llevamos?
Como es lógico, los niños se ensucian con mucha facilidad, y para saber la ropa necesaria basaremos nuestro calculo en el número de días que pasaremos fuera. Meteremos en la maleta un conjunto de ropa por día más un par de conjuntos extra por si surge algún posible accidente.

Una recomendación, los pantalones para niño estilo tejanos son muy cómodos y no se arrugan así que en caso de apuro nos puede valer como muda extra.

En el caso de ser unas vacaciones largas calcularemos ropa para la mitad de días aproximadamente y valoraremos la opción de llevar, o comprar en destino, un bote pequeño de detergente para poder lavar a mano. Una recomendación es que los conjuntos puedan combinar entre ellos para si se mancha una parte poder conjuntarla con otro o por ejemplo llevar más de una camiseta que combine con los pantalones.

Comida y Snacks que gusten al peque
El cálculo de comida se hará en función del destino. Si vamos a viajar a otro país y no estamos seguros de si vamos a encontrar su comida o snacks preferidos meteremos algunos en la maleta. Si por el contrario es un destino donde sabemos que podremos adquirir comida, prescindiremos de ello en el viaje llevando únicamente algún snack para el trayecto como batidos, zumos o simplemente lo que más le guste a nuestro hijo.

Niños Mayoral

Los juguetes no pueden faltar
Los juguetes son muy importantes para el bienestar y la propia confianza del niño. En el viaje no puede faltar algún juguete ya sea para ir entretenido por el camino como para jugar durante todas las vacaciones.

En este caso la recomendación es que elijáis de entre sus juguetes preferidos uno o dos que sean blanditos, ligeros y que por supuesto no ocupen mucho espacio.

Un pequeño botiquín
Ya sea por si nuestro hijo se pone malo o ya sea porque quizá sea un poco trasto siempre es bueno dejar un pequeño hueco en la maleta para meter un botiquín y la tarjeta sanitaria.

Algunos productos o medicamentes que tenemos que tener en cuenta sea cual sea nuestro destino son paracetamol y/o ibuprofeno, suero fisiológico, antibiótico oral, sobres de rehidratación, gasas, esparadrapo, tijeras, antiséptico no yodado, crema para el pañal y aquellos específicos en el caso de que nuestro hijo tenga alguna alergia.

Como consejos finales recordad que si viajáis en avión no podréis meter botes que superen los 100ml de capacidad ya que os los retirarán con total seguridad. Si vuestros hijos usan pañales llevar algunos para un par de días por si no tenéis la oportunidad de comprar en el destino. Valorar la posibilidad de dejar la silla en casa y valorar la opción de alquilar una en el destino, cada vez son más las empresas que se dedican a ello o bien probar a portear con un fular o mochila ergonómica. Como consejo final huye de los famosos “por si a acaso..”, en el destino seguro que encontrarás todo lo necesario para tu hijo.

También te puede interesar:

¿Qué opinas? Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *