Un día para disfrutar de nuestros Parques Nacionales

El 24 de mayo se celebra en toda Europa el Día de los Parques, en conmemoración de la creación de los primeros parques nacionales en Suecia el mismo día de 1909. Según EUROPARC-España, en nuestro país existen más de 1800 espacios naturales protegidos, que suponen un 12% de la superficie terrestre, y 250.000 hectáreas marinas.

En Sapos y Princesas queremos unirnos a la conmemoración de este día recomendándoos una escapada a cualquiera de los 14 Parques Nacionales españoles, auténticas joyas de la naturaleza en las que merece la pena adentrarse ¡Adelante!

  • En la provincia de Cáceres y bañado por los ríos Tajo y Tiétar encontramos el Parque Nacional de Monfragüe, un lugar único con una geología peculiar y la más extensa y mejor conservada mancha de monte mediterráneo del mundo, lo que permite una rica y variada vida vegetal y animal. En este parque podréis realizar infinidad de rutas o disfrutar de las maravillosas vistas desde sus miradores naturales.
  • El Parque Nacional Archipiélago Cabrera, en las Islas Baleares, a poco más de una hora de navegación desde Mallorca, se puede considerar uno de los mejor conservados de las costas españolas, y de todo el Mediterráneo. Se trata de un conjunto compuesto por  la isla de Cabrera y 18 islotes que fue declarado Parque Nacional Marítimo Terrestre en 1991. Cobija importantes colonias de aves marinas, especies endémicas y uno de los fondos marinos mejor conservados de nuestro litoral.
  • Estany de Monestero

  • Más de 200 lagos, impresionantes riscos, y sus meandros de alta montaña, constituyen las señas de identidad del Parque Nacional Aigüestortes, en Lleida, un verdadero paraíso natural en los Pirineos que constituye el hogar de multitud de interesantes plantas y fascinantes animales de origen alpino o boreal.
  • El Parque Nacional de Doñana es un mosaico de ecosistemas que albergan una biodiversidad única en Europa. Destaca sobre todo la marisma, de extraordinaria importancia como lugar de paso, cría e invernada para miles de aves europeas y africanas. En el Parque viven especies únicas, y en serio peligro de extinción, como el águila imperial ibérica y el lince ibérico. Doñana supone la confluencia de un conjunto de ecosistemas (playa, dunas, cotos, marisma…) que dotan a este Parque de una personalidad única. Desde Huelva, podréis realizar visitas guiada en todoterreno.
  • El Parque Nacional Teide, en Tenerife,  es el mayor y más antiguo de los Parques canarios. Su extraordinario paisaje es un monumento geológico de los más espectaculares del mundo, en el que los conos volcánicos y las coladas de lava forman un extraordinario conjunto de colores y formas. Cuenta con una gran riqueza biológica, un alto porcentaje de especies vegetales endémicas y una importante fauna invertebrada.
  • Timanfaya1

  • El Parque Nacional de Timanfaya, también conocido como las Montañas del Fuego, es el segundo Parque Nacional más visitado de nuestro país y uno de los paisajes más espectaculares y originales que podéis visitar en las Islas Canarias, en concreto en la bellísima isla de Lanzarote. Podréis recorrer este paraje volcánico a lomos de un dromedario o asombraros con las demostraciones de sus anomalías geotérmicas ¡Una visita que no os dejará indiferentes!
  • El Parque Nacional  de Cabañeros, situado en Castilla La Mancha, entre las provincias de Ciudad Real y Toledo,  es en la actualidad uno de los espacios protegidos de mayor relevancia  en la península ibérica. La gran diversidad de especies faunísticas y  botánicas unido a su peculiar geología, hacen de este espacio natural  una joya de gran valor , siendo el paraje natural representante  del monte mediterráneo.
  • El Parque Nacional de la Caldera de Taburiente es un escarpado paisaje con desniveles de hasta 2000 metros donde múltiples erupciones volcánicas, grandes deslizamientos, y la fuerza erosiva del agua y el tiempo han ido modelando su geomorfología. En él se han desarrollado una gran variedad de especies vegetales y animales, que incluyen un gran número de endemismos canarios.
  • Declarado Patrimonio de la Humanidad en 1986, el Parque Nacional de Garajonay cuenta con uno de los bosques de laurisilva más emblemáticos de las Islas Canarias. Otros valores de este Parque son la diversidad de tipos de formaciones vegetales, el gran número de especies endémicas y la existencia de espectaculares monumentos geológicos, como los Roques.
  • Las Islas Atlánticas de Galicia, o Islas Cíes, constituyen uno de los lugares más hermosos de nuestra geografía. Acantilados, dunas, playas y una gran diversidad de fondos marinos hacen de ellas un lugar imprescindible de visitar. Además, cuentan con  la Playa de Rodas, una de las playas más bonitas del mundo.
  • cies

  • El Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido cuenta con un paisaje de grandes contrastes: la extrema aridez de las zonas altas, donde el agua de lluvia y deshielo se filtra por grietas y sumideros, contrasta con los verdes valles cubiertos por bosques y prados, donde el agua forma cascadas y atraviesa cañones y barrancos.
  • Siglos de historia, caminos, pueblos e iglesias centenarias contemplan a los Picos de Europa, la mayor formación caliza de la Europa Atlántica. En el Parque habitan más de 100 especies de aves, entre las que destacan el pito negro, el urogallo, el buitre leonado o el águila real. Además entre sus riscos y bosques podemos encontrar rebecos, corzos, lobos, incluso algún oso.
  • El Parque Nacional de Sierra Nevada constituye un refugio excepcional para la flora y la biodiversidad en el continente europeo, debido a sus condiciones históricas, su localización estratégica, su aislamiento geográfico, su enorme altitud y la diversidad de nichos ecológicos. Presenta 2.100 especies vegetales catalogadas, algunas de las cuales se encuentran seriamente amenazadas. La cabra montesa, habitual de las altas cumbres, es la especie más característica del parque.
  • El Parque Nacional de las Tablas de Daimiel el último representante de un ecosistema denominado tablas fluviales, que se formaron por los desbordamientos de los ríos Guadiana y Cigüela en su confluencia, favorecidos por la escasez de pendiente en el terreno. Está poblado por una gran variedad de plantas y aves acuáticas, pero los únicos árboles presentes son los tarayes.

tablas-de-daimiel

También te puede interesar:

¿Qué opinas? Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *