Los pueblos blancos -de origen árabe- de la Serranía de Ronda se caracterizan por aunar arquitectura popular con parajes naturales impresionantes, y Ronda es su mejor estandarte.

Situada en las alturas del cañón del Tajo, tres puentes –cuyas vistas son impresionantes- atraviesan un desfiladero de más de 100 metros de profundidad y conducen al otro extremo de la ciudad.

El paseo por los puentes es para los más pequeños toda una experiencia desde las alturas. El pueblo está lleno de edificios históricos, como la Puerta del Almocábar, la Mezquita Mayor de Ronda, la iglesia del Espíritu Santo, ó la torre fortificada La Mina. Casas solariegas y palacetes aristócratas pueblan la arquitectura civil rondeña.

El Paseo de Blas Infante y el Mirador de los Reyes Católicos, cerca de la plaza de toros (considerada la más antigua de España), son otros buenos lugares para pasear con los niños y observar el paisaje que depara el río Guadalevín.

Más Información: Ayuntamiento de Ronda, 952.87.32.40

También te puede interesar:

¿Qué opinas? Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *