Organiza con éxito tus vacaciones en familia

La planificación

Lo primero que hemos de hacer a la hora de planificar nuestro viaje es, obviamente, elegir un destino. Lo ideal es que la elección del mismo sea una decisión de todos los miembros de la familia, pero la decisión final han de tenerla los adultos. Factores como la edad de vuestros hijos, el clima, la distancia, y la economía determinarán la elección final del lugar.

Una bonita manera de involucrar a los niños en la planificación del viaje es ver juntos en mapas dónde está el lugar de destino, qué costumbres tiene y rasgos típicos de la cultura del lugar de destino. Ver una película o leer un cuento ambientado en vuestro lugar de vacaciones también puede hacerles mucha ilusión.

A la hora de planificar las rutas y lugares a visitar, debéis tener en cuenta que los niños tienen un  ritmo diferente al de los adultos. Habréis de dejaros días libres de actividades, así como planificar las visitas a un ritmo más lento que si fuerais sólo los adultos, dejando tiempo para que los niños tengan tiempo para comer y descansar lo necesario en función de su edad.

Documentación

Si decidís salir al extranjero, tenéis que informaros de la documentación que necesitan vuestros hijos para viajar. Desde 2012 no basta con el Libro de Familia para que un menor vuele, es necesario el DNI o el Pasaporte. Informaos bien de los visados y documentación que necesitan los menores para entrar en cada país, y, sobre todo, del tiempo que tardaréis en obtenerla para que el tiempo no se os eche encima. Si sois una familia monoparental, te recomendamos informar a tu expareja del viaje y, si es posible que lleves el libro de familia y la sentencia de divorcio, así como un consentimiento firmado por el otro progenitor. Esto te evitará problemas en ciertos países y te permitirá estar mucho más tranquilo/a.

El equipaje

Se acerca el momento de partir y con él, la hora de preparar el equipaje. Además del vuestro, tendréis que encargaros del de los niños en mayor o menor medida, dependiendo de su edad. Si son muy pequeños, la responsabilidad de su maleta es totalmente vuestra, pero a partir de los 7-8 años podéis hacerlo juntos; y desde los 10-11 es su tarea, aunque tendréis que supervisarla.

Es importante que tengáis en cuenta que al viajar con niños necesitaréis llevar muchas más cosas que no llevaríais si fuerais sólo adultos, por lo que os aconsejamos reducir en la medida que podáis el resto de enseres como ropa, neceser, juguetes…etc.

En cuanto al neceser, podéis llevar uno con todo lo necesario que sirva para toda la familia, en el que incluyáis un pequeño botiquín.

Si viajáis con un bebé, las cosas necesarias se multiplican. El carrito debería ir equipado con el impermeable, por si llueve o hace frío, y el cambiador con sus correspondientes pañales. Además, si no toma el pecho, necesitaréis biberones, tetinas, leche en polvo y un esterilizador portátil. Imprescindibles son también unos cuantos chupetes y sus 2 o 3 juguetes favoritos.

El trayecto

Dependiendo de la lejanía y accesibilidad del destino que hayáis elegido tendréis que llegar en coche, tren, autobús o avión.

  • Si viajas en avión: Las esperas en colas de facturación, embarque, etc, serán lo más tedioso para los pequeños. Además, consulta las restricciones en equipaje de mano de la compañía aérea para no tener problemas con ninguno de los enseres que quieras subir al avión. Ten en cuenta que durante el viaje el aire será muy seco y bajarán las temperaturas, por lo que recomendamos que llevéis ropa de abrigo y agua para hidratar a los niños
  • Si viajas en tren: El tren para los niños puede ser toda una aventura, además de muy cómodo para toda la familia. Infórmate de los descuentos según la edad de vuestros hijos y de la posibilidad de compartir una mesa para toda la familia.
  • Si viajas en autobús: no es recomendable hacer un viaje largo en autobús con niños, pero habrá destinos a los que sólo podáis acceder en este medio de transporte. Intentad que el niño esté entretenido y cuidad su seguridad en todo momento.
  • Si viajas en coche: Si el destino al que os dirigís no está demasiado lejos, esta es la opción más recomendada por la libertad que os da, tanto durante el viaje como en el lugar de vacaciones. Parad siempre que sea necesario e intentad que el viaje sea lo más confortable y entretenido para todos.

Alojamiento

La que será vuestra “casa” durante las vacaciones es una de las elecciones más importantes a tomar a la hora de viajar. Cada viaje es diferente y dependiendo del destino y la idea de vacaciones os será más adecuado ir a un hotel, un apartamento o ¡incluso de cámping!

  • Hotel: Procurad que sea un alojamiento de corte familiar, con instalaciones adaptadas y preparadas para los más pequeños: piscinas, animación, menús infantiles… También han de tener habitaciones familiares con lo necesario para la comodidad de todos.
  • Camping: Un alojamiento muy divertido y que os permitirá disfrutar de una experiencia única al aire libre. A la hora de elegir entre la inmensa variedad de opciones, tened en cuenta las instalaciones, la seguridad, situación y servicios.
  • Apartamento o casa: Alquilar o intercambiar una casa o apartamento es una de las opciones más comunes y fáciles para las familias, por la facilidad de adaptación que brinda en aspectos como los horarios, las comidas, etc. Comprobad siempre la situación exacta, accesibilidad y gastos incluidos en el precio.

Estos son los aspectos más importantes a tener en cuenta a la hora de planificar un viaje familiar, pero lo más importante es que las vacaciones están para que disfrutéis todos juntos de un tiempo muy especial. Hacedlo inolvidable centrándoos sobre todo en pasarlo bien ¡Felices vacaciones!

También te puede interesar:

¿Qué opinas? Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *