Hoteles con encanto en familia

Para aquellos que no tengan muchos días de vacaciones y que opten por disfrutar en familia de una escapada con encanto, hemos pedido a nuestros amigos de Rusticae que nos recomienden hoteles preparados para divertirse en familia y en los que se cubren las necesidades básicas para cuando se viaja con los más pequeños: tronas, calientabiberones, menús infantiles, habitaciones familiares y ofertas específicas. Esta es su selección:

1. A Pedreira (Pontevedra)

Contemplando el Hotel Casa A Pedreira uno se convence de que no hay buen hotel con encanto sin amor y voluntad. Este hotel, donde no se sabe si es un gran jardín con hotel o viceversa, tal es el peso del espacio verde que nos rodea, resulta divino para alojarse con niños, y es que la finca, en varios niveles, luce manto de césped, el citado bosquete poblado de bambúes, la zona de la piscina o tres estanques que alimenta un manantial que brota en la parcela.

2. Hostería de Guara (Huesca)

Tres jóvenes hermanas, Rosa, Ana y Eva, dieron vida al Hotel Hostería Sierra de Guara apostando por el turismo de calidad con un hotel con encanto de nueva construcción situado en un pequeño pueblo del prepirineo de Huesca, punto de partida hacia el Parque Natural de la Sierra y los Cañones de Guara.

3. El Milano Real (Ávila)

Un auténtico emblema para el que Teresa y Paco, amantes de los espacios coquetos, han recreado un ambiente confortable en todas las estancias de este hotel con encanto pionero en España, sin escatimar en detalles y siempre adelantándose a las tendencias. Las noches despejadas son ideales para una sesión de observación astronómica en su cúpula-observatorio con telescopio digital guiadas por Paco.

4. Villa Nazules (Toledo)

Un paseo por los caminos y levantamos perdices, palpamos el aceite entre las hojas, y a su sombra, en la distancia contemplamos Villa Nazules como hotel singular…. Donde singular es su yeguada del Club Hípico San José, en el que iniciarse en el mundo del caballo o disfrutar plenamente del nivel de sus instalaciones.

5. Casita de Cabrejas (Cuenca)

En torno al hotel Casita de Cabrejas y sus anexos se despliega, magnificente, una finca de catorce hectáreas que parece un jardín botánico, completada con una coqueta piscina, propiedad de esta familia que vuelve a dar vida a este monte precioso. Incluso a quince minutos de las Casas Colgadas, toda la comarca que rodea Cuenca reserva al viajero rincones virginales del bosque mediterráneo ibérico.

 

 

 

 

También te puede interesar:

¿Qué opinas? Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *