En febrero nos vamos de crucero

Sí, lo reconocemos, no es febrero el mes idóneo para hacerse un crucero, sin embargo, sí es la mejor época del año para contratarlo. Estos meses previos a las campañas estivales las agencias de viajes, grupos turísticos y turoperadores lanzan ofertas muy atractivas de cruceros por España, Europa y transoceánicos con descuentos que llegan hasta el 60%.

Si siempre has querido pasar unas vacaciones alejado de tierra firme disfrutando de maravillosas instalaciones junto al mar, pero nunca te has decidido, este es el momento. Un crucero se planeta también como una buena opción para celebrar efemérides familiares, juntos pero no revueltos, con los abuelos y otras miembros de la familia como tíos, hermanos, primos… Para animarte, descubre aquí las múltiples ventajas que te ofrece planear un crucero en familia.

Vacaciones en el mar

  • Ahorra tiempo
    ¿Quieres visitar multitud de sitios y no te decides? ¿O quizás no tienes tanto tiempo? Un crucero puede ser una forma óptima de viajar mientras realizas otras actividades. Una solución para aquellos que disponen de pocos días para disfrutar de las vacaciones.
  • Disfruta del viaje
    A los niños los viajes se les suelen hacer muy pesados. El tráfico, las horas interminables en el coche, los retrasos en los aeropuertos o los problemas de desplazamiento no tienen cabida en esta opción vacacional. Podrás viajar mientras tomas el sol en una tumbona, mientras disfrutas de un gran espectáculo o mientras duermes en el camarote.
  • Despierta cada día en un lugar diferente
    Las compañías organizan excursiones en los distintos destinos en los que para el crucero, por lo que si te gusta hacer turismo en grupo con un guía para no perder detalle, estarás encantado. Si prefieres conocer sitios de forma independiente, puedes organizarte por tu cuenta. Y si lo que te apetece es descansar, disfrutarás de un ambiente relajado dentro del barco en cómodas instalaciones.
  • Comida para todos los gustos
    Comida asiática, italiana, tradicional, de diseño… ¡en un crucero tienen cabida todo tipo de paladares! La mayoría de restaurantes cuentan con menú infantil para que los padres y los niños disfruten de la comida.
  • Diversión para toda la familia
    Talleres, gymkhanas, espectáculos, bailes y ¡mucha diversión! Las actividades son innumerables y, lo mejor de todo, es que están adaptadas para todos los gustos y edades, algo que convierte al crucero en una opción ideal para familias con niños de edades dispersas. Además, cuentan con una amplia oferta de lugares de ocio: parques acuáticos y de atracciones, pistas deportivas, gimnasio, tiendas… ¡incluso zonas verdes! Y si lo que quieres es un poco de intimidad… Disponen de personal dedicado al cuidado de los más pequeños.

También te puede interesar:

¿Qué opinas? Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *