Pequeños e imprescindibles detalles para organizar bien una fiesta infantil

Queremos compartir con vosotros algunos de los detalles imprescindibles y algunas ideas sencillas y originales a tener en cuenta a la hora de poner en marcha una fiesta infantil y con los que conseguirás que sea un éxito total.

La fecha

Es muy importante que os organicéis con anticipación si queréis tener listos todos los preparativos para cuando llegue el gran evento.

Intentad que la fecha sea un día cercano al motivo de la fiesta en el caso de ser un cumpleaños o un santo, ya que a los niños se les hace muy difícil tener que celebrarlo en un día más lejano a la fiesta real.

Conviene hacer la planificación con al menos tres semanas o un mes para así poder avisar a los invitados, hacer las invitaciones y preparar los detalles sin agobios.

El tema

El mismo niño puede elegir la temática para su fiesta y sugerir los colores, personajes, etc. Si vuestro hijo es muy pequeño os encargaréis vosotros mismos de dicha tarea.

Elegid con él las cosas que más le gusten para celebrar en su día: payasos, princesas, piratas, muñecas, títeres, etc. Podéis hacer que la decoración, las piñatas, el pastel, los vasos y todo lo demás vaya acorde con el tema que elijáis.

Se trata de hacer un mundo de fantasía, un ambiente estimulante y un recuerdo inolvidable para vuestro hijo.

Las invitaciones

Las invitaciones deben reflejar el motivo de la fiesta con los colores, personajes y gustos del niño. Nuestro hijo podrá elaborar él mismo la tarjeta de invitación a su fiesta, así será diferente y original.

A los mayores bastará con una invitación a través de una llamada telefónica, o si el niño no es muy pequeño podrá llamarlos él mismo. ¡Seguro que sorprende a los invitados!

Encuentra y descárgate aquí las mejores ideas de invitaciones para tu fiesta.

La decoración

Dejad un espacio amplio para que los niños puedan moverse sin dificultad y decorarlo con adornos colgantes, serpentinas, globos o murales que hayáis hecho con el niño con el motivo de la fiesta.

También podéis decorar la mesa en la que vayáis a poner las bebidas y comida. Podéis personalizar los vasos de la fiesta y decorarlos o disponer un rinconcito para una gran caja de regalos donde cada niño depositará el suyo para el cumpleañero.

Si queréis coronar al cumpleañero o a todos los invitados, podéis hacer vuestra propia corona con vuestros hijos, seguro que les encanta pintarlas y recortarlas juntos.

La merienda

No hace falta que seáis grandes cocineros, tened en cuenta que los niños estarán corriendo y jugando y preferirán sándwiches sencillos de jamón y queso o crema de cacao, medias noches, etc.

En cuanto a la bebida, deberéis confirmar la asistencia de los invitados y calcular la necesaria. Lo ideal son zumos y agua del tiempo.

La tarta

Sin duda es uno de los momentos más esperados y mágicos en el que los niños están expectantes por ver la tarta de cumpleaños.

Puedes preparar mini-linternas que los invitados encenderán cuando apaguéis las luces, ¡verás cómo se divierten!
La primera vez podrá soplar el cumpleañero, pero a los invitados les encantará ser partícipes de ello soplando todos juntos por segunda vez.

Elegid una forma original de decorar la tarta, con el personaje favorito del niño, con su nombre o haced una tarta de chuches, muy original y divertida.

Música y animación

Adaptad la música en relación a la temática elegida para la fiesta. Vuestro hijo os puede ayudar a elegir sus canciones favoritas que serán el entretenimiento de todos.

Para evitar que los niños se aburran deberéis planear algunas actividades que hagan disfrutar del evento a los invitados. Podéis alquilar los servicios de payasos, teatros, magos, colchones inflables, juegos musicales, etc; pero si el presupuesto no lo permite tendréis que idear juegos en los que los niños se entretengan y ganen premios por participar.

Organizar unos originales pintacaras es una muy buena forma de divertir a los más pequeños y poner a prueba vuestas habilidades creativas.

La piñata

Es un clásico que gusta a todos los niños en cualquier fiesta infantil. Elegid aquella que sea de romper a base de cintas, con colores divertidos y alegres. Aseguraos de que todos los niños hayan podido coger caramelos de la piñata y si no tened una cestita preparada para dar más caramelos a aquellos que no hayan alcanzado a coger ninguno.

Disfraces

Una buena opción y éxito asegurado son los disfraces. Existen de todo tipo y se pueden alquilar, comprar o incluso hacer en casa.

Buscad el ideal para vuestra fiesta o acorde con la temática y comunicad en las invitaciones unas directrices para los invitados. Consiguiréis organizar una fiesta de lo más original y divertida.

Regalos para los invitados

Para que los niños se lleven un buen recuerdo de la fiesta es una buena idea preparar un pequeño detalle para que se lleve a casa cada uno de ellos.

Podéis rellenar una simpática cajita o bolsa con algunos regalos graciosos según la edad de los invitados y sin abusar de las chucherías.

Si los participantes en la fiesta no son muchos, hacer una manualidad sencilla puede ser una buena solución.

También te puede interesar:

¿Qué opinas? Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *