Cáncer infantil: 6 vídeos para concienciar y decidirse a ayudar

“Cada día 700 niños son diagnosticados de cáncer en todo el mundo, es el momento de alzar sus voces”. Con motivo del Día Internacional del Niño con Cáncer, que se celebra el 15 de febrero, este año se ha puesto en marcha una iniciativa mundial para que el Cáncer Infantil nunca vuelva a sonar igual. Se trata de un coro mundial contra el cáncer en niños a partir de la canción We are one, de Christophe Beck, compositor de la banda sonora de la película Frozen de Disney. Podéis descubrir cómo suenan todas las voces del mundo unidas en plataformas como Spotify e iTunes a partir del 15 de febrero.

Para conmemorar este día y concienciarnos sobre la importancia de ayudar a la investigación del cáncer infantil así como para mejorar la calidad de vida de los niños enfermos y sus familiares, rescatamos aquí algunos los vídeos entregados a esta causa en los últimos años.

La Federación Española de Niños con Cáncer publicó el año pasado el emocionante vídeo #cuandoerapequeño que conmemoraba a la vez el Día Internacional del Niño con Cáncer 2015 y el 25ª aniversario de la Federación. En él vemos desfilar a múltiples personajes conocidos como el profesor y escritor Leopoldo Abadía, el humorista Carlos Latre, el actor Alex O’Doherty o la actriz Natalia Verbeke, entre otros, contando lo que querían ser de mayores cuando eran pequeños.

La Fundación Juegaterapia presentó en mayo de 2015 una campaña de captación de socios para “reclutar juegaterapeutas” que se unieran a su particular lucha contra el cáncer infantil… ¡jugando! A su causa se unieron Pablo Ibáñez, (El Hombre de Negro)Risto Mejide y Alberto Chicote. Bajo el lema “la quimio jugando se pasa volando”, esta Fundación cree firmemente en el beneficio del juego en los niños ingresados en tratamiento de quimioterapia. Jugar les ayuda a evadirse, disminuir la angustia y la percepción del dolor e influye de forma muy positiva en su recuperación. Por eso, entre sus actividades cuentan regalar videoconsolas a los niños en periodo de aislamiento o construir jardines en las azoteas de los hospitales.

Dulcinea Estudios en colaboración con la Asociación de adolescentes y adultos jóvenes con cáncer publicó en enero de 2015 este vídeo en el que sentaron a gente sana de la calle junto a jóvenes con cáncer y sus familiares, aunque no podían verse entre ellos. Les plantearon las mismas preguntas. ¿Qué les hace felices? ¿Si pudieran pedir un deseo cual sería? La diferencia en las respuestas no deja indiferente a ninguno y su lema lo deja bien claro: “No apreciamos la vida hasta que sentimos que la perdemos. Apreciad las pequeñas cosas, pues son grandes cuando nos faltan”.

La Fundación Pequeño Deseo hace realidad los deseos de niños y niñas enfermos crónicos o de mal pronóstico con el fin de apoyarles anímicamente y alejarles temporalmente de la enfermedad, muchos de estos niños sufren o han sufrido algún tipo de cáncer durante su infancia. Según se desprende del Primer Estudio sobre el Efecto de las Emociones Positivas el cumplimiento de un deseo genera emociones positivas que tienen un efecto enorme en el bienestar del niño y en la manera de afrontar la enfermedad, perdurando el efecto 9 meses, por eso, esta Fundación trabaja para que la ilusión y la alegría formen parte del tratamiento. Desde su creación en el año 2000 han cumplido el deseo de 3.486 niños… y que cumplan muchos más. En este precioso vídeo descubriréis la magia de los sueños de los niños, independientemente de su estado de salud.

En octubre de 2014, la 5ª Campaña solidaria Sonrisas Dulces de Miguelañez se puso en marcha con un doble objetivo. Por un lado, contribuir a los fines de la Fundación Aladina a través de una donación económica destinada a sus distintos programas de apoyo y a su equipo de voluntarios en los hospitales, dando especial importancia a todo tipo de terapias lúdicas. Y por otro, concienciar a la población sobre la importancia de apoyar a las personas que padecen esta enfermedad y hacer más alegre y llevadero el cáncer en niños y adolescentes.

Han pasado ya cuatro años desde que los niños y niñas de la planta de Oncología del Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona, y los profesionales y voluntarios que les acompañaban en el centro, cantaron junto a Macaco la canción Seguiremos, un mensaje de esperanza para concienciar sobre la importancia de la investigación en la lucha contra el cáncer infantil, que nos sigue emocionando y animando cuando lo vemos.

También te puede interesar:

¿Qué opinas? Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *