El reto de enseñar a ahorrar a los hijos en tiempos de crisis

El reto de enseñar a ahorrar a los hijos en tiempos de crisis

Enseñar a ahorrar a nuestros hijos o educarles sobre la economía familiar puede resultar muy útil. La crisis económica es un concepto que lleva tiempo escuchándose en los medios de comunicación. Cuando hay niños de por medio, a muchos padres les asaltan dudas sobre cómo afrontar el tema con los hijos. Especialmente cuando la situación les afecta de una manera directa.

La recesión económica está en los medios desde hace tiempo. Aunque este hecho no es algo que influya a los niños en sí mismo salvo que los padres estén visiblemente preocupados. Y confrontar el tema con ellos, enseñar a ahorrar a los hijos, puede no resultar fácil. Hay que tener en cuenta algunos factores. Por un lado, cómo la crisis está influyendo en la economía familiar y por supuesto la edad de los hijos.

Afrontar el tema de la economía según la edad de los niños

La mayoría de los padres animan a sus hijos a que pregunten sobre cualquier tema que les inquiete. La crisis económica en un asunto más que se puede comentar con los hijos. Especialmente si ellos preguntan. Aunque las respuestas en este sentido deberían ser lo más sencillas y concisas posibles.

Según la Psicóloga Adele Brodkin: “abordar estos asuntos con niños menores de 9 años no tiene mucho sentido. Salvo en aquellos supuestos en los que la familia se vea directamente afectada por la situación económica”. Bien porque uno o los dos padres están sometidos a una gran presión, o porque prevean que su estilo de vida actual  va a sufrir importantes cambios.  En ambos casos enseñar a ahorrar a los hijos. 

La mejor manera para que los progenitores aborden el tema es hacerlo de forma específica y muy directa. Comentando por ejemplo que este año no han ingresado tanto dinero como el año anterior y que no podrán irse de vacaciones. Pero ofreciendo seguridad a los hijos, con otras premisas cómo: “buscaremos otras actividades, en casa o al aire libre, para pasarlo bien todos juntos”.

Planes en familia

Enseñar a ahorrar y economía a los hijos según su madurez

La madurez de cada niño es fundamental a la hora de abordar estos asuntos al margen de la edad. Pero en general, cuando tienen menos de once años, hay que intentar que las explicaciones sean lo más fáciles posible. La economía es un tema bastante complejo incluso para muchos adultos.

Educar a los hijos sobre la importancia de la economía requiere previsión. Nuestras expectativas tienen que ser realistas, no podemos esperar que los niños asimilen una clase teórica de economía o de política.

Si puede resultar útil explicarles con ejemplos concretos de como esa situación puede afectarles, por ejemplo que ya no pueden ir al cine todas las semanas como hacían hasta ahora. Aunque ofreciéndoles alternativas válidas que sustituyan a las anteriores. Por ejemplo: “vamos a tener un día de cine a la semana en familia todos juntos en casa y habrá palomitas”.

Enseñar a ahorrar a los hijos

Ofrecer a los hijos una visión real desde el positivismo

Es muy importante no desanimarse ni transmitir esa ansiedad a los hijos ni al resto de la familia. Una actitud positiva a la hora de enfrentarse a estas situaciones es fundamental. Permitirá que los niños no se vean influenciados emocionalmente por estas actitudes negativas. Muchos niños pequeños pueden sentirse culpables por los cambios de humor de los progenitores.

En los casos en los que por la gravedad de la situación los padres estén especialmente irritables es fundamental dar alguna explicación a los pequeños. Decirles que están preocupados y que por eso pueden estar más distraídos pero que en ningún caso es responsabilidad suya.

Hay que seguir trabajando la confianza y la autoestima de los hijos. Evitar caer en el drama y la tragedia al afrontar estos temas. Dejarles claro que son situaciones temporales, que a veces las cosas van mejor y otras veces peor.  Pero que mientras la familia permanezca unida todo saldrá bien.

También te puede interesar:

¿Qué opinas? Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *