Emociones, tecnología, adolescencia… Claves para #educarmejor

El pasado fin de semana Sapos y Princesas acudió como Media Partner al evento Gestionando Hijos celebrado en el Palau de Congressos de Barcelona. Tras la grata experiencia vivida en la primera edición del evento en diciembre de 2014 en Madrid, resultaba complicado mejorar nuestras expectativas, pero es justo reconocer que Gestionando Hijos se mantuvo en todo momento a la altura de lo esperado, tanto por el ritmo del encuentro como por su capacidad para dar respuestas concretas a las inquietudes de los 800 padres y educadores allí reunidos.

Talleres para padres

El viernes acudimos a dos de los talleres programados, el primero a cargo de Heike Freire, impulsora de Educar en verde, en torno a la importancia de fomentar la autonomía de nuestros hijos y la tendencia actual a sobreprotegerlos. Licenciada en Psicología y Filosofía por la Universidad de Paris X, Freire insistió en la necesidad de que nuestros hijos vivan experiencias al aire libre, en contacto con la naturaleza y con otros niños porque “Sin autonomía no hay autoestima y sin riesgo no hay aprendizaje”.

Le siguió Cristina García, pedagoga, terapeuta y fundadora de Edúkame, con un taller en el que dejó constancia de que se puede “comprar paciencia” en forma de tiempo para nosotros mismos e instó a hacer una “retirada a tiempo” antes de descargar nuestra rabia y mal humor con nuestros hijos, algo que, de ninguna manera, debemos hacer “en forma de daño físico, emocional o psicológico”.

Tras la grata experiencia del viernes, el sábado llegamos en torno a las 9 de la mañana con las pilas bien cargadas a una jornada protagonizada por las emociones, la tecnología y la adolescencia.

Astros con luz propia

Fernando Botella - Gestionando Hijos Barcelona

Carlos González, maestro, investigador, divulgador y formador de educadores, empezó fuerte con su máxima “Educar empoderando” y nos animó a mirar a nuestros hijos y alumnos como “astros con luz propia”. González apuesta por “Enseñar a celebrar el encuentro con uno mismo, con los demás y con la vida y para ello -insite-, hay que cambiar nuestro sistema operativo, comenzar la ‘segunda alfabetización’ en las familias, escuelas, empresas”. Una segunda alfabetización que, según él, consiste en “llevar el autoconocimiento a la educación”. El sistema educativo en el que vivimos inmersos, la “educación en autoridades”, es el obstáculo en el camino al corazón, por eso, es tan importante que los padres enseñen a sus hijos a ser amados y amarse a sí mismos. “Hemos sido educados para orbitar lo importante y no para brillar con luz propia”, concluyó.

Acto seguido subió al escenario como un auténtico chorro de energía Fernando Botella, quien ya nos cautivó en el evento de Madrid y que, en esta ocasion, nos mostró las claves para potenciar el talento de nuestros hijos, instándonos a dejarles espacio para desarrollarse en lo que de verdad les gusta y a sumar nuestras ideas a las suyas. “El talento cotidiano no puede depender del juicio de los padres -afirmó-. Lo importante es ser felices con lo que hacemos, ¿por qué va a ser mejor un hombre de negocios que un electricista?”.

Desmontando las virtudes de la tecnología

Álvaro Bilbao - Gestionando Hijos Barcelona

Y llegó el turno, cómo no, de la tecnología, una constante en los últimos años tanto en las preocupaciones de los padres, como en temas de educación. Álvaro Bilbao, neuropsicólogo especialista en salud cerebral desmontó sin miramientos algunos mitos sobre las nuevas tecnologías como que los niños deben familiarizarse con ellas a edades muy tempranas, que aumentan la inteligencia o que nos hacen más rápidos. Más bien todo lo contrario, las nuevas tecnologías nos hacen más impacientes, relajan una parte de nuestro cerebro que se tiene que esforzar y disminuyen la tolerancia a la frustración. “Estad muy conectados a vuestros hijos, normas claras frente a la tecnología”, aconsejó. “Conocer cómo funciona el cerebro de un niño es una gran ventaja para aquellos padres que quieran aprovecharla”, aseguró.

Adolescentes, ¡qué maravilla!

Eva Bach - Gestionando Hijos Barcelona

Tras el descanso, subió al escenario Eva Bach para hablar de otro de los pilares de la jornada, la adolescencia, y empezó con una frase tremendamente alentadora “La adolescencia es terrible, terriblemente maravillosa”. Muchos eran los padres y madres de adolescentes procedentes de diversas ciudades españolas que acudían al evento en busca de respuestas. Y las encontraron. Maestra, formadora de formadores y autora de “Adolescentes, qué maravilla”, Eva Bach tiene la virtud de hacer fácil lo difícil. En su boca la adolescencia pareciera un camino de rosas, eso sí, precisa de la compañía adecuada… “Los adolescentes necesitan madres y padres plenamente adultos que estén en su lugar de adultos y que ejerzan de adultos, para adolescentes ya están ellos y sus amigos, no somos sus colegas”, afirmó.

Entre todos los consejos enumerados, hubo uno que nos cautivó especialmente y con el que todos podemos ver reflejada esta convulsa etapa de nuestra vida. “Los adolescentes necesitan mensajes breves, concisos, precisos y claros. El corazón recuerda palabras, no párrafos ni parrafadas”. También puso la voz de alarma en cómo se está acelerando la adolescencia y en la necesidad de frenar esta tendencia. Y concluyó como empezó, con datos alentadores: “Cada adolescente es una segunda oportunidad de crecimiento para su familia. Más del 90% de los adolescentes terminan bien. Donde ellos están hay vida”.

Gestionando emociones

Begoña Ibarrola - Gestionando Hijos Barcelona

Y turno para una decana de las emociones, Begoña Ibarrola, musicoterapeuta, psicóloga y escritora de unos deliciosos cuentos infantiles de educación emocional. En su presentación fue muy explícita en torno a las consecuencias que pueden tener a medio y largo plazo, las emociones mal gestionadas. “La gestión emocional es la capacidad de controlar y encauzar adecuadamente las emociones e impulsos perturbadores”, pero ¿cómo llegar a gestionarlas adecuadamente? Para empezar, es importante que los niños sepan poner nombre a las emociones para poderlas manejar, deben aprender a entrar en calma y a tolerar sus frustraciones, a pensar en positivo y encontrar alternativas a las dificultades. Pero para Ibarrola “La alfabetización de las emociones es una tarea pendiente”, y nadie mejor que Aristóteles para avalar su tesis: “Educar la mente sin educar el corazón no es educar en absoluto”.


Educar con humor

Carles Capdevilla - Gestionando Hijos Barcelona

También hubo tiempo para el humor. En un hilarante monólogo, el periodista Carles Capdevilla reconoció que “Educar a mis hijos es lo más importante que haré para la humanidad”, y la receta que utiliza para ello se sirve de cinco sentidos: el sentido común, el sentido del ridículo, el sentido del deber y la responsabilidad, el sentido moral de educar en valores y, por encima de todo, el sentido del humor. Damos fé de ello.

Así las cosas, llegamos a las 14:30 horas conducidos ágilmente por Leo Farache, corazón de este encuentro, y la periodista Glòria Serra, que dejó constancia de sus tablas y experiencia como presentadora de televisión. Una jornada de más de cinco horas, que nos dejó multitud de ideas, reflexiones y consejos útiles, y en las que también hubo tiempo para conocer las “reivindicaciones sin quejas” de las @malasmadres y las inquietudes de los @papasblogueros.

Estamos seguros de que los 800 padres y educadores que allí se congregaron encontraron respuestas a sus preocupaciones, y lo que es más difícil y admirable, algunos de ellos recibieron respuestas claras y concisas a sus casos concretos desde el escenario. Enhorabuena a Gestionando Hijos por esta iniciativa, esperamos con impaciencia la próximo cita.

También te puede interesar:

¿Qué opinas? Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *