¿Demasiados juguetes?

Más de uno de nosotros se habrá encontrado después de esta Navidad con algún problema para buscar un sitio a todos los nuevos juguetes de nuestros hijos. Por eso, puede ser un buen momento para reflexionar sobre el gasto a veces innecesario que esto supone y tomar nota para esquivar en próximas ocasiones algunos de los errores que hayamos podido cometer este año.

Recientemente, el doctor en Psicología y Pedagogía Valentín Martínez Otero recomendaba al respecto guardar algunos regalos y dosificar su entrega a lo largo del año a aquellos niños a los que los Reyes Magos traen un número elevado de juguetes, algo que finalmente les impide su adecuado disfrute.

“Es importante que haya una distribución racional del uso que se hace de esos juguetes. Si hay un exceso de juguetes, una opción es la de entregarlos de forma gradual”, afirmaba en declaraciones a Europa Press este profesor de la Facultad de Educación de la UCM, que apuesta además por inculcar a los menores el “consumo responsable”.

A su juicio, los padres tienen que hacer ver a los hijos que los Reyes no pueden traerles todo lo que han pedido y apuesta por un diálogo previo sobre la crisis en un lenguaje “apropiado a su edad y desarrollo” para evitar generar “frustración”. “Es importante promover el diálogo familiar, de manera que los hijos comprendan lo que sucede y se impliquen en función de sus características”.

Martínez Otero defiende una educación para el consumo responsable desde la temprana infancia porque, según afirma, “estimula el sentido crítico, ayuda a seleccionar los objetos, en este caso los juguetes, en función de los gustos, preferencias y posibilidades, así como a crear expectativas realistas sobre los juguetes”.

Sobre la elección del tipo de juguetes, este experto apuesta por aquellos que favorecen la diversión, pero a la vez contribuyen a desplegar las aptitudes psicológicas y físicas del niño y favorecen las relaciones interpersonales. “Hay que respetar en lo posible las preferencias infantiles, aunque los padres deben orientar la elección”, añade.

En cuanto a las características de estos artículos infantiles, Martínez Otero aclara que el precio no está reñido con la diversión, pues, a su juicio, existen juguetes “muy caros que no resultan particularmente atractivos”.

Además, señala que los juguetes deben ser seguros, resistentes y manejables, con instrucciones comprensibles, deben ser versátiles, dar libertad al niño la hora de jugar, transmitir valores positivos y permitir el progreso del niño en el plano cognitivo, afectivo, social, conductual o físico.

Sobre la existencia o no de juguetes sexistas, este psicólogo y pedagogo opina que si un juguete claramente es discriminador, “debe descartarse”. Aunque cree que hay respetar las preferencias de los menores, ve “fundamental” que estos tengan juguetes que favorezcan “roles respetuosos con los géneros y que estimulen la cooperación igualitaria”. “Los juguetes no deben encerrar al niño o a la niña en un determinado papel, supuestamente concordante con su género”, concluye.

Los especialistas coinciden en la importancia del juego para el desarrollo, estimulación y socialización de los niños. El juego es un medio de socialización extraordinario, pero para que los niños jueguen no es necesario tener muchos juguetes, basta con tener los más adecuados y dedicar tiempo a jugar con ellos. Aquí tenéis 10 consejos para disfrutar y jugar con vuestros hijos en buenas condiciones.

1.- Interesarnos por sus aficiones y compartirlas

2.- Acompañar el juego

3.- Crear un clima cálido y tierno

4.- Favorecer el sentimiento de confianza

5.- Reconocer y apreciar los sentimientos que se expresan en el juego

6.- Ayudarles a hacer más reales sus fantasías

7.- Permitir los juguetes fortuitos, estimular los juguetes inventados y seleccionar las que compramos

8.- Ocuparnos por la salud y el mantenimiento de los juguetes: ordenarlos, cuidarlos, limpiarlos…

9.- Divirtámonos juntos y dediquémosnos tiempo. Busquemos espacios de complicidad

10.- Facilitemos espacios donde jugar, tiempo para jugar, compañeros con los que jugar, juguetes seguros con los que jugar

También te puede interesar:

¿Qué opinas? Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *