David Larible: "Amo ser payaso"

A pocas horas del comienzo de uno de los espectáculos estrella de la temporada en el Teatro Circo Price, ‘Laribleando‘, su protagonista, el payaso más famoso del mundo David Larible atiende a Sapos y Princesas,  para hablarnos de su lado más íntimo. Señores, señoras, niños y niñas abróchense los cinturones porque vienen curvas, ‘Laribleando’ hará temblar los cimientos del Teatro Circo Price con las carcajadas de los espectadores.

P: ¿Qué vamos a ver en el nuevo espectáculo de David Larible?

R: Vais a poder ver un espectáculo diferente a todo lo que he hecho hasta ahora y diferente al de hace dos años, pero si que sigue una misma línea y por supuesto tiene el mismo estilo, que es el estilo Larible, por eso este espectáculo se llama  ‘Laribleando’. La historia que cuento es muy simple. Creo que la sencillez es algo muy normal, pero también muy difícil, siempre digo que las cosas sencillas son las más difíciles. La historia que presento es la siguiente; Larible es un hombre que se encuentra en paro (una situación muy cotidiana) y necesita trabajo por lo que se presenta a un casting y a todas las pruebas que ofertan en esta audición, Larible necesita desesperadamente este trabajo y, claro, en su ingenuidad cree que toda la gente que está sentada en el público son aspirantes al igual que él. La historia para mí siempre tiene que tener un sentido y un hilo conductor que, además, me dé la oportunidad de crear y hacer cosas.

Larible2

P: ¿A quién quiere homenajear con él?

R: Quiero homenajear a todas esas personas que, por circunstancias de la vida, no tienen trabajo. Creo que el trabajo es uno de los derechos más importantes para el ser humano, ya que el trabajo te da dignidad, te hace sentir más seguro, te hace saber que eres más persona, aunque la gente que no trabaja no es por su culpa, si no por las circunstancias en las que nos encontramos. Ojalá todas esas personas encuentren un trabajo digno y pronto.

P: En los tiempos que corren es mucho más difícil hacer reír a la gente, pero…¿es mucho más necesario?

R: Por supuesto que es más necesario. Fíjate, antes al final de mis funciones la gente se pasaba por mi camerino para decirme ¡Qué bonito tu espectáculo!. Ahora eso ha cambiado, la gente que pasa ahora por mi camerino me dice GRACIAS. Esto es el termómetro de la situación que atravesamos, ahora la gente te agradece que le mantengas dos horas sin pensar en sus problemas y, sobre todo, haciéndoles reír. El éxito de muchos cómicos del pasado siempre tuvo su máximo apogeo en los momentos más difíciles, durante la depresión o después de la guerra. Esos momentos son cuando las personas necesitan al payaso, cuando menos esperanzas tienen, ahí es cuando el payaso tiene más razón de existir.

“El payaso solo quiere curarte el alma”

P: ¿Se considera un médico del alma?

R: Sí, lo que el medico hace por tu cuerpo el payaso lo hace por tu alma. No tenemos la presunción de hacerlo por tu mente porque ya hay muchos que quieren lavar las mentes y meter cosas en la cabeza. El payaso no tiene esa presunción, el payaso solo quiere curarte el alma que es mucho más importante que la mente.

P: ¿Qué es lo que tiene David Larible que lo hace tan accesible a todos los públicos?

R: Bueno, pienso que la sencillez y el amor que tengo por lo que hago. El público siente cuando hay un amor genuino y verdadero por parte del artista que se sube a un escenario o sale a una pista. El público no es tonto y ellos lo perciben. Creo que eso y que estoy dispuesto a darlo todo función tras función, porque AMO lo que hago. Amo ser payaso.

P:¿Marcaron los hermanos Tonetti un antes y un después en su carrera como payaso?

R: Bueno, más bien marcaron un antes. Yo tuve la suerte de conocer a los hermanos Tonetti cuando tenía 9 años. Yo siempre digo que como persona nací en Italia, pero como payaso en España, porque cuando conocí a los hermanos Tonetti fue realmente cuando me di cuenta que quería ser payaso.

Larible3

P: ¿Qué aporta el circo al teatro y el teatro al circo?

R: Creo que últimamente estos dos mundos se acercaron mucho, antes se encontraban muy alejados, últimamente ha habido una cercanía y en muchos aspectos una fusión entre las dos formas de arte. El circo se ha hecho más teatral y el teatro se ha hecho más circense. Juntos forman el tandem perfecto, una simbiosis única.

“El público infantil es el más difícil”

P: ¿Considera al público infantil el más exigente? 

R: A ver, no el más exigente, pero sí el más difícil. El niño no tiene paciencia, no te espera, cuando sales al escenario o a la pista tienes que hacerles reír en los primeros 30 segundos porque si los pierdes no los recuperas. El adulto en cambio tiene la paciencia de esperar y ver, yo te cuento un chiste durante 5 minutos y al final esperas, pero si yo le cuento a un niño un chiste de 5 minutos sin que se ría en los 30 primeros segundos, ya los he perdido no te van a esperar. Las cosas con los niños son diferentes, tienen que ser más genuinas. Hablo del niño como de esos pequeños bajitos, porque realmente niños somos todos.

El niño siempre queda, lo que cambia es el cuerpo, la forma de comportarnos. Lo que pasa es que la gente ‘normal’ se avergüenza de ese niño. El payaso no se avergüenza, al contrario, está muy orgulloso de ese niño que está en todos nosotros. Cuantas veces habéis pasado por un columpio y habéis pensado… Me encantaría columpiarme, pero la mente nos dice que no lo hagamos, ¿qué pensaría la gente de nosotros?

El payaso no tiene ese filtro y lo que busca es enseñarnos que ese niño que llevamos dentro es bueno sacarlo, no debemos avergonzarnos y no tenemos que reprimirlo, todo lo contrario debemos sacarlos fuera. ¿Imaginas que el mundo esté gobernado por niños? Qué fantástico sería… ¿Qué buscan los niños? Ser felices. Únicamente lo que haríamos en la vida sería ser felices.

Fotografía: Sr.Parrillero

También te puede interesar:

¿Qué opinas? Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *