Consejos para una gran fiesta de cumpleaños sin despilfarrar

El cumpleaños de nuestros hijos es una ocasión muy especial y por eso queremos que todo salga perfecto. Pero, ¿es necesario dejarse un dineral en la celebración? La respuesta es no.

Lo importante en un cumpleaños es estar rodeado de amigos y familiares y, sobre todo, divertirse. Si contamos con esto, todo lo demás es accesorio. Por ello, queremos dejaros algunos consejos para que podáis contar con todo lo necesario en la fiesta sin gastar más de lo estrictamente necesario.

1. Planifica la fiesta con tiempo: Lo bueno de los cumpleaños es que siempre sabemos la fecha, por tanto podemos estar prevenidos para ir reuniendo todo lo necesario. Planificar con tiempo nos ayudará a no tener demasiados gastos de última hora y a encontrar los mejores precios en los artículos para la fiesta, ya que tenemos tiempo para buscar. Os recomendamos bucear en Internet, ¡podréis encontrar auténticos chollos muy originales!

2. Invitaciones electrónicas: Ya no son necesarias las invitaciones de papel, una divertida creatividad por Whatsapp o e-mail será más que suficiente para avisar a los invitados y darles todos los detalles de la fiesta. Mucho más ecológico ¡y gratis!

3. Celébralo en casa o en el parque: No hace falta pagar por un local especializado en fiestas infantiles, podemos tener todo lo necesario en casa. Pero si no os apetece tener que recoger al final de la jornada, podéis informaros acerca de locales gratuitos para celebrar fiestas y reuniones; muchas comunidades y urbanizaciones disponen de ellos. Y si hace buen tiempo, nada mejor que un picnic en el parque o en la naturaleza ¡para los pequeños será inolvidable!

4. Comparte la fiesta: Si contáis con amigos o familiares de la edad de vuestro hijo que cumplan los años en fechas similares a la suya, siempre podéis celebrar un cumpleaños conjunto y compartir gastos con otros padres. Los niños se lo pasarán en grande con una fiesta mucho más concurrida y para los padres será mucho más económico. En muchos colegios se celebran también fiestas conjuntas entre todos los niños que cumplen en el mismo mes o trimestre; una medida que aboga por el ahorro, pero también por la inclusión, ya que todos los niños están invitados. Si en la clase de vuestro hijo no es así, podéis proponérselo al resto de padres, ¡seguro que a muchos les parece una gran idea!

5. La merienda, el mejor horario: Ofrecer a los invitados una merienda es una manera económica de servir comida rica y apetecible sin gastar tanto como en una comida. Podéis ofrecer los clásicos sandwiches, aperitivos de patatas, gusanitos, empanadas, perritos o pizzas preparados por vosotros… Comidas económicas, caseras ¡y que los niños adoran!

6. Tarta casera: Saca tus habilidades reposteras y prepara una tarta casera. Es más sana, podéis elegir los ingredientes favoritos del cumpleañero y, sobre todo, … ¡es mucho más barata!

7. Decoración artesanal: Si tenéis tiempo y os gustan las manualidades, dedicad un par de tardes en familia a crear la decoración de la fiesta. Eligiendo la temática de la fiesta que os apetezca seguro que encontraréis tutoriales en Internet para crear piñatas, guirnaldas, globos decorados y mucho más. Si encima optáis por hacerlo con material reciclado, además de cuidar vuestro bolsillo, estaréis cuidando el planeta y será un gran ejemplo para los niños.

8. Animación entre amigos: Todos tenemos un amigo o familiar que sabe hacer magia o es más teatrero de lo habitual, al que seguro que le apetece ser el animador de la fiesta. Proponedle que lleve los juegos y animación del cumpleaños, será una experiencia inolvidable y los niños lo pasarán fenomenal.

9. Juegos de toda la vida: Si ningún amigo se ha decidido a llevar las riendas de la animación, no te preocupes, siempre podemos recurrir a los juegos clásicos. Aquí tenéis varias ideas para que no falte ninguno.

10. Detalles hechos en casa: Si queréis que los invitados se lleven un detalle o recordatorio de la fiesta, no hace falta que compréis nada ni que les deis chucherías. Haced fotos de la fiesta con polaroids, cread un photocall y enviad las fotos a los papis, o incluso montad un pequeño taller para que los pequeños invitados creen su propia manualidad de la fiesta ¡Mucho más sano y original que una bolsa de dulces!

También te puede interesar:

¿Qué opinas? Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *