Cómo educar a nuestros hijos sobre la importancia de la economía

Cómo educar a nuestros hijos sobre la importancia de la economía

Nuestros hijos escuchan a diario palabras como desempleo, recesión o crecimiento económico. Aunque normalmente no prestan atención a estos complejos términos, a veces nos pueden hacer preguntas sobre economía. Los padres tenemos que responder cualquier pregunta que un niño plantee de forma sencilla y teniendo en cuenta su edad. Aunque hay términos que son muy complejos para los niños, es importante que desde pequeños aprendan a valorar el dinero y a conocer en qué puede afectar la economía a la familia.

Según los datos presentados por el informe Pisa 2015, 1 de cada 4 adolescentes españoles de 15 años (exactamente, un 24,7%) no llega al nivel mínimo de competencia en esta materia. Estos datos quieren decir que los alumnos son capaces de entender el objetivo de un documento financiero como una factura, pero no explicar los principales productos financieros, saber diferenciar entre lo que se necesita y lo que se quiere o tomar decisiones razonadas en el gasto cotidiano.

Para que los adolescentes puedan adquirir estas competencias básicas financieras es importante que desde su infancia aprendan a comprender los gastos familiares. Tienen que saber que la familia tiene un presupuesto que determina cuánto se puede gastar y cuánto no.

Para nuestros hijos el concepto dinero suele ser complicado. No entienden de dónde sale ni la razón por la que se pueden hacer unos gastos y otros no. Tenemos que explicarles que los padres obtienen el dinero a través de su trabajo y con él se compra lo necesario para toda la familia.

madre explicando a sus hijos

Consejos para educar sobre el valor del dinero

Aunque parezca complicado, no es tan difícil que nuestros hijos vayan comprendiendo términos económicos básicos como ahorro, gasto o presupuesto. Seguro que lo comprenderán si aplicamos a nuestra vida diaria. Os vamos a dar varios consejos prácticos para educar a nuestros hijos sobre la importancia de la economía y el dinero.

1. Explicarles de donde sale el dinero de la familia

Para nuestros hijos el concepto dinero suele ser complicado. No entienden de dónde sale ni la razón por la que se pueden hacer unos gastos y otros no. Tenemos que explicarles que los padres obtienen el dinero a través de su trabajo y con él se compra lo necesario para toda la familia. Así comprenderán el valor del trabajo de sus padres.

2. Establecer una paga

Para que los niños puedan conocer el valor del dinero tienen que poder manejarlo directamente. Deben conocer el valor de cada uno de los billetes y las monedas que poseen. Una buena idea es asignarles una paga semanal o mensual para sus gastos. Además tienen que saber a qué pueden dedicar su paga: caprichos, regalos, revistas, libros… Tienen que aprender a pagar directamente en los comercios y calcular cuánto pagan y cuánto les tienen que devolver. También podemos darles dos huchas una para que gasten y otra para que ahorren. Intenta que ahorren para algo que les hace mucha ilusión: un libro, un juguete o una camiseta. Si tienen un objetivo a largo plazo empezarán a ahorrar.

calculadora para la economía familiar

3. Aprender a valorar lo que tienen

Los niños solo pueden valorar un producto si tienen consciencia del esfuerzo que cuesta conseguirlo. Tenemos que explicarles cuanto tenemos que trabajar para pagar la hipoteca, el coche o las vacaciones estivales en la playa. Así comprenderán que ganar dinero supone un esfuerzo y aprenderán a valorar lo que tienen.

4. Recompensar las tareas extra

Otra buena idea es recompensarles cuando hagan tareas extra como ayudar  bajar la basura a la calle  o limpiar el coche. Siempre con una pequeña y razonable cantidad de dinero que puedan unir a su paga para sus pequeños gastos. Eso sí nunca se debe recompensar al niños con las tareas que tengan asignadas en la vida familiar como echar la ropa sucia al cesto o recoger su habitación por ejemplo.  Cada uno tiene en el engranaje familiar su papel y sus tareas adaptadas según la edad.

5. Los padres como ejemplo

Es importante que los padres sean siempre un buen ejemplo a la hora de limitar los gastos y de ahorrar para mantener la economía familiar. Los niños tienen que comprender las razones por las que la familia no puede todavía cambiar de coche o por qué cuando vamos a la compra optamos por marcas blancas o más económicas. Poco a poco lograremos que los niños se vayan interesando por el valor del dinero, del ahorro y de tomar buenas decisiones para la economía familiar.

También te puede interesar:

¿Qué opinas? Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *