Campaña de seguridad infantil en piscinas

Una de las principales preocupaciones de los padres con la llegada del verano es la seguridad de los niños en las piscinas. Los datos alertan, el 70% de los ahogamientos que ocurren son en menores de seis años,  y 3 de cada 4 tienen lugar en piscinas privadas. Por ello es de VITAL importancia que la sociedad se conciencie y tome TODAS las medidas correctas para evitar accidentes fatales, y  para lograr que nuestros niños puedan jugar en las piscinas de forma segura.

La Asociación Española de Seguridad Infantil tiene en marcha la campaña #seguridadinfantilenpiscinas. Esta campaña pretende conseguir la regularización de medidas preventivas, normalizadas y de inmediata ejecución por parte del Ministerio para así frenar los accidentes por ahogamiento. Siguiendo el ejemplo de Francia donde tras la aprobación de una ley para el vallado de piscinas tanto públicas como privadas, se redujeron un 75% las muertes por ahogamientos en menores. La campaña ha logrado conseguir más de 11.000 firmas y cuenta con el apoyo de entidades de Protección Civil y Emergencias. Tú también puedes unirte firmando aquí y difundiendo las siguientes  10 medidas claves para la seguridad de los más pequeños en las piscinas,  que comparto con vosotros:

  • Vigilancia continua y comunicación: no podemos dar por hecho que ya hay alguien vigilando al niño. No perdemos de vista al niño en ningún momento y si necesitamos hacerlo, se comunica a otro adulto para que tome el relevo.
  • Norma 10/20 : consiste en mirar a la piscina mínimo cada 10” y siempre estar en un lugar donde tarde menos de 20” en llegar al agua.
  • Evaluar riesgos: detectar en todo momento posibles riesgos como si el niño puede llegar solo al agua en un descuido, si existen elementos con los que se pueda golpear, tropezar, resbalarse, etc.
  • Niveles de protección: incorporar dispositivos que eviten que el niño pueda llegar solo al agua en un descuido. Eliminar o incorporar elementos de seguridad para evitar resbalones y o golpes tanto en el agua como fuera en la instalación.
  • Aprendizaje y educación: educar a los niños en la prevención así como a actuar con protección. Enseñarles a flotar y nadar, de manera que el niño aprenda a ser autónomo en el agua y pueda controlar su cuerpo. Para ello es importante una enseñanza positiva y respetuosa que no fomente situaciones traumáticas con las que el niño coja miedo al agua, dificultando y ralentizando su aprendizaje y dominio del medio.
  • Dispositivos de rescate: disponer de elementos como la pértiga, el aro salvavidas, flopi o brazo de rescate, botiquín y teléfono.
  • Orden: eliminar del agua, del borde o alrededor de la piscina juguetes o elementos llamativos cuando estos no se usen, para evitar que el niño vaya a buscarlos provocando una situación de riesgo.
  • Drenaje: revisión, mantenimiento y alejamiento de los niños de estos elementos. Conocer su funcionamiento y desconexión.
  • Elementos de seguridad: vallas de piscinas, alarmas, cobertores, etc. Siempre cumpliendo las normas AFNOR.
  • Emergencias: tanto niños como adultos es importante que conozcan el número para llamar a emergencias 112,  ante cualquier accidente siempre conducta PAS (PROTEGER la zona de más heridos o accidentes incluyéndote a ti mismo, AVISAR al 112 y SOCORRER) y la RCP (reanimación cardiopulmonar).

Entre todos podemos conseguir reducir el número de accidentes en las piscinas. ¡Ayúdanos a dar a conocer estas medidas de prevención y que todos los niños puedan disfrutar de un verano seguro!

Por Indira Retuerto
Pedagoga y educadora
www.pucherines.com

También te puede interesar:

¿Qué opinas? Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *