Adolescentes y relaciones románticas: ¿Qué debemos hacer los padres?

Adolescentes y relaciones románticas: ¿Qué debemos hacer los padres?

Como padres y seres humanos, en algunas ocasiones no estamos seguros sobre cuál debería ser nuestro papel cuando nuestros hijos comienzan a salir del nido y ya son lo suficientemente mayores como para empezar a tener citas y descubrir el amor y la sexualidad.  ¿Qué deberíamos hacer? ¿Deberíamos entrometernos? ¿O deberíamos quedarnos al margen? 

Los adolescentes pueden ser muy celosos de su privacidad, especialmente cuando se trata de algo tan íntimo como es el amor. Se trata, sin lugar a dudas, de un tema incómodo de tratar, tanto para los padres como para los hijos, con lo que a veces preferimos pasar de largo y perdemos la oportunidad de ofrecerles consejos para que tengan relaciones saludables y felices.

Sin embargo, los adolescentes sí que nos buscan para solicitar consejo (aunque nunca lo reconocerán) y solemos tener más influencia sobre ellos de lo que nosotros mismos creemos.

Teniendo esto en cuenta, hoy te ofrecemos algunos consejos que puedes darles a tus hijos adolescentes. Puedes comenzar a conversar con ellos sobre este tema mucho antes de que empiecen a tener citas, y continuar reafirmándoselo a medida que obtengan mayor experiencia. Aunque lo más importante es que hagas todo lo posible por dar un buen ejemplo y ser modelo de estos valores en tus propias relaciones.

Pareja de adolescentes

1. Busca estar con alguien con quien te sientas cómodo(a)

 Sentirse cómodo(a) con alguien significa:

  • Puedes ser tú mismo(a) al estar con él/ella.
  • Puedes diferir en cuanto a opiniones sobre algo, y saber que no pasa nada.
  • Confían el uno en el otro cuando no están juntos.
  • No te sientes presionado(a) para hacer cosas que no quieres hacer. (Esto definitivamente incluye el aspecto sexual, pero también otras cosas, como ir a un sitio que no quieres ir, o usar algo que no deseas usar.)

2. No olvides a tus amigos

Algunas personas abandonan a todos sus amigos cuando comienzan a salir con alguien. Puede que no sea su intención, pero aun así sucede. ¡No seas esa persona! Aún necesitas tener una vida social fuera de tu novio o novia.

3. Sé tú mismo(a)

Es natural compartir intereses con la persona con la que sales, pero aún así necesitas seguir desarrollando una identidad independiente de tu pareja. Sigue pensando en lo que a ti te gusta y lo que necesitas. Ten algún interés que sea tuyo. Mejorará tu autoestima, y el hecho de que tengas confianza en ti mismo(a) hace más probable que tengas confianza en tu relación.

4. No te escondas de los problemas

Si encuentras un problema en tu relación, no entres en pánico. Un problema no significa que automáticamente la relación está condenada al fracaso. Sin embargo, los problemas se hacen más grandes cuando las personas los esconden, es mucho mejor admitir cuando te has equivocado, hablar de ello juntos, y procurar solventarlo. Puede que dé miedo, o te haga sentir incómodo(a) hacerlo, pero aún así debes hacerlo. Se te hará más fácil a medida que pase el tiempo, y trabajar para solventar los problemas será parte de cualquier buena relación.

Candados que simbolizan el amor

5. Distingue entre conflictos buenos y malos

Tendemos a pensar que el conflicto es algo malo, pero no siempre lo es. Los conflictos pueden llegar a unir a una pareja si es capaz de seguir a estas reglas durante su etapa de desacuerdo:  

  • Explica cómo te sientes y sé específico(a)
  • Escúchalo(a) y procura ser comprensivo(a)
  • Evita generalizar
  • No traigas al presente discusiones del pasado
  • Procura no criticar y di cosas productivas

6. Reconoce las señales de una relación abusiva

Si te encuentras en una relación abusiva tu novio o novia puede que:  

  • Te critique constantemente y te haga sentir mal
  • Trate de alejarte de tu familia y/o amigos
  • Desee revisar los mensajes de tu teléfono
  • Utilice las redes sociales para saber dónde estás y con quién estás hablando
  • Te amenace con que algo malo sucederá si vuestra relación acaba
  • Te fuerce a hacer cosas que no deseas hacer
  • Te haga sentir culpable
  • Te haga daños

Solo para padres:

1. Escucha y comunícate con tu hijo adolescente

Los hijos van confiando cada vez menos en sus padres a medida que crecen, así que cuando tengan ganas de hablar, haz un esfuerzo para escucharles.

2. No parezcas aprensivo

Tú (y tu hijo adolescente) podríais sentiros incómodos al hablar sobre relaciones románticas, pero haz tu un esfuerzo para parecer tan cómodo como durante cualquier otra conversación. Si pareces demasiado preocupado o negativo será menos probable que hablen contigo cuando lo necesiten la próxima vez.

3. No recrees Romeo y Julieta

Procura ser comprensivo con las elecciones de tu hijo o tu hija a menos que realmente debas protestar. Recuerda que los adolescentes pueden ser extremadamente emocionales y ponerse rápidamente a la defensiva, especialmente en respuesta a las críticas parentales. No provoques que se alejen de ti (y se adentren más en la relación con la que no estás de acuerdo) al ser muy crítico con ellos.

También te puede interesar:

¿Qué opinas? Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *