Tips de seguridad infantil en el transporte escolar

El transporte escolar es utilizado a diario por miles de niños en España, no solo para ir al cole, sino para hacer excursiones, ir a la granja,  hacer visitas culturales urbanas o visitar otras ciudades dentro y fuera de España. Desde la Asociación Nacional de Seguridad Infantil insisten en que este tipo de transporte debería incluir los mismos requisitos de seguridad en cuanto a retención que el privado.

M. Ángeles Miranda, Auditora de Seguridad Infantil y Vicepresidenta de la Asociación Nacional de Seguridad Infantil nos recuerda algunas de las normas de seguridad necesarias en las diferentes acciones que se llevan a cabo, recomendaciones a tener en cuenta por todos los colectivos (agencias de transportes, técnicos de movilidad, adultos acompañantes, conductores, centros escolares) para hacer de todo el proceso un elemento educativo de autoprotección en los menores y, por supuesto, unas rutas adecuadas a sus necesidades y a la optimización de la movilidad del resto de conductores

Paradas de recogida

  • Deberían situarse en puntos donde no se obstaculice la visibilidad ni la circulación del resto de conductores: en tramos rectos y con acceso directo a la calzada peatonal.
  • La señalización de la misma es muy importante para los niños y para el resto de conductores: estableciendo una zona de seguridad donde los pequeños puedan esperar la llegada del transporte por turnos (a ser posible con alineación frente a la parada antes que de forma lineal) y sin riesgos.

Parada del Centro educativo

  • Ubicada próxima a la puerta de acceso: en aquellos centros donde existan diferentes accesos, es muy recomendable dejar una puerta exclusiva para los niños que acceden mediante este transporte, diferenciada de aquellos que lo hacen a pie. Evitando siempre que los niños tengan que efectuar un cruce al bajar o subir del autobús.
  • La parada no debe obstaculizar el acceso del centro, ni suponer un riesgo para los niños que acceden a pie ni para el resto de conductores.
  • Se recomienda que se establezca una parada fija reservada para el transporte escolar  bien señalizada, informando al resto de conductores y a los peatones de que ese espacio es exclusivo para el autobús escolar.

Al bajar y subir del autobús

Niños

  • Subir y bajar únicamente cuando el autobús se encuentre totalmente parado.
  • Su seguridad y la de sus compañeros dependen de ellos mismos, no deben empujar, jugar, saltar ni cometer imprudencias que puedan ponerlos en riesgo mientras suben, bajan o esperan el autobús.
  • Deben asegurarse de recoger bien las cintas de las mochilas, bufandas, cordones, etc., para evitar que puedan engancharse en las puertas y otros equipamientos del autobús.
  • Si tienen que cruzar, que lo hagan siempre por los espacios señalizados (pasos de peatones, semáforos), y NUNCA deben cruzar por delante o por detrás del autobús, ni entre los automóviles aparcados o parados.

Conductor

  • Abrir las puertas cuando el autobús se encuentre totalmente parado y en las paradas establecidas.
  • Realizar las maniobras cuando se asegure que todos los niños se encuentran en el acceso del centro educativo o perfectamente sentados: de esta forma también educaremos a los menores en autoprotección y comportamiento dentro del autobús.

Interior del autobús

  • Todos los equipajes se guardarán en los espacios reservados para tal fin, evitando objetos sueltos que puedan provocar lesiones de diversa consideración en caso de accidente o frenada brusca.
  • Los pasillos debe estar libres de obstáculos.
  • Todos los ocupantes deben ir en su SRI o con el cinturón abrochado

En caso de emergencia

  • Es imprescindible realizar simulacros en el autobús, con los pequeños y los acompañantes para saber cómo actuar en caso de emergencia, todos deben  tener un papel activo y bien definido en caso de evacuación.
  • Enseñar la conducta PAS, y la ubicación de las salidas de emergencia (puertas de servicio, ventanas de emergencia y martillo,  trampilla de emergencia), así como la ubicación y utilización de extintores.
  • TODOS deben conocer las medidas de seguridad, autoprotección y emergencias: recomendamos pictogramas para los más pequeños y Códigos QR para todos.

Control

  • Una vez más las nuevas tecnologías son aliadas para llevar un exhaustivo control de los niños que utilizan el servicio de transporte escolar, sistemas basados en aplicaciones que nos ayudan a evitar que un niño se olvide fuera o dentro del autobús.

Por último, la Asociación Nacional de Seguridad Infantil nos recuerda la importancia de contratar servicios de autocares que respondan a todos los equipamientos de seguridad incluidos los sistemas de retención infantil adecuados al autocar y a los menores, un equipamiento que los adultos (AMPAS, Dirección del centro, administraciones públicas) deben exigir a las agencias de transporte y que cada vez son más las que lo incluyen en su servicio de transporte escolar.

También te puede interesar:

¿Qué opinas? Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *