Las claves de la innovación en los centros educativos

Las claves de la innovación en los centros educativos

Todos los centros educativos hoy en día se tienen que unir al carro de la innovación. Pero ¿qué entendemos por innovación en educación? Resulta complicado reconocer cuáles son las claves para que un centro sea verdaderamente innovador.

Los centros innovadores poseen una serie de características como un equipo directivo dinámico e impulsor, que apoya profesional y administrativamente las iniciativas del profesorado. También los que tienen un equipo de docentes estable cohesionado, con ganas de cambiar las cosas y que prioriza las necesidades del centro para darle una respuesta innovadora.

Según el estudio Innovación educativa en España debe fomentar los grupos de discusión y procesos de comunicación fluidos. Además, de una cultura de centro compartida y facilitadora en los procesos de innovación. Es fundamental la actitud de apertura al entorno, a otros centros y de participación de la comunidad educativa en la dinámica del centro.

Las claves de la innovación educativa

En la II Edición de los Premios Me hemos charlado con algunos de los finalistas a la categoría Mejor profesional de Marketing educativo sobre qué se entiende por un centro innovador. Aquí compartimos las principales ideas.

Incorporar la tecnología

“La tecnología debe estar presente en los estudios en el día a día, lo contrario supone vivir de espadas a la actualidad, llevar una doble vida sin sentido, que desgasta muchas energías y que, está demostrado, merma los resultados positivos que todos deseamos de nuestras acciones educativas”, nos explica Ana Mª Pérez del Conservatorio de Música y Danza de Gijón.

También Daniel Mauriz Vidal de la Escola Montserrat de FP considera que es fundamental el papel de la tecnología: “Ser innovador es observar qué pasa en el mundo cada día, para adaptarse constantemente a nuevas realidades e impregnar dentro del aula todo aquello que sea relevante. La escuela no puede vivir de espaldas a la sociedad que avanza de una manera vertiginosa. La tecnología tiene que estar presente. La tecnología está ya en la vida de los niños con 1 o 2 años. Queramos o no, eso es así. Eso no quiere decir que nos olvidemos de lo tradicional, pero no se puede ir contra natura”.

La importancia de la comunicación en el centro educativo

Juan de Dios Marín Peñas, responsable de Formación Profesional en Comercio Internacional en IES Luis de Góngora cree que se debe basar en la comunicación en el centro educativo. “Las civilizaciones que más logros han conseguido destacaban por su potencial en la comunicación. El colegio que más y mejor desarrolle vías de comunicación, mejor trasmitirá el conocimiento, llegando donde no se llegaba hace no tanto tiempo”, nos explica. “La tecnología no debe tener barreras, solo tenemos que enseñar a utilizarla de forma racional, productiva y beneficiosa para todos”, añade Juan de Dios Marín.

Las claves de la innovación educativaMetodología por proyectos

Jorge Ortega Villamiel del colegio Diocesano Santa Clara de Toledo cree que se deben aplicar “metodologías activas y aprendizaje por proyectos en determinadas áreas, crear proyectos tecnológicos, de lenguas extranjeras y programas de desarrollo de talento. Tenemos que educar alumnos con muchas más posibilidades de acceso a fuentes de conocimiento, con mentalidad más universal y que busca a través de su aprendizaje la forma de responder a las necesidades del entorno”.

Presencia de las TIC desde Infantil

Para muchos centros las tecnologías se deben incorporar desde la etapa de infantil. “Soy muy partidario de la presencia de las TIC en los estudios de los niños. Sin embargo, a ciertas edades (sobre todo tempranas), éstas pueden ser un complemento a otras herramientas y no ser el principal recurso para los niños. Si a un pequeño se le enseña correctamente el uso de las tecnologías, puede servirle de gran ayuda. Creo que en ciertas ocasiones no es así. En nuestro centro tenemos implantado un Proyecto Educativo Tecnológico en 5º y 6º de Primaria y ha tenido una gran aceptación por parte de la comunidad educativa”, nos explica Jorge Ortega Villamiel del colegio Diocesano Santa Clara de Toledo.

Una innovación real

Esta innovación tiene que ser real, debe hacer al centro educativo salir de su situación de confort pero debe contar con las necesidades e inquietudes de todo el centro educativo. “Creo que a la comunidad educativa, por lo menos en lo que a la educación musical se refiere, tiene un gran margen de mejora en lo que a innovación se refiere. No se trata de imponer programas, o establecer estrategias en la comunidad educativa sin más, porque sean lo último en avances educativos. Se trata de prestar atención a todo el entramado humano que compone ese centro, escuchar sus necesidades e inquietudes, su latir interno, situarlo de forma correcta en el contexto y valorar cuáles son los aspectos más relevantes por los que empezar a innovar en cada caso. Solamente así se logrará una innovación real.

En los centros educativos innovadores el crecimiento y aprendizaje de los profesores y los alumnos es el centro de la organización. Estos centros educativos gestionan el conocimiento y lo comparten, detectan el talento, trabajan en red y de forma colaborativa y trabajan en red y de forma colaborativa. Estos centros deben incorporar la tecnología, el trabajo en el aula por proyectos y deben esforzarse por implantar una innovación real.

También te puede interesar:

¿Qué opinas? Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *