10 preguntas que debes hacer al colegio que quieres para tu hijo

Se acerca de el periodo de matriculación del próximo curso y la gran responsabilidad de escoger colegio para los hijos tiene fecha límite.

El colegio es el lugar en el que van a pasar una gran parte de su vida, donde se van a formar como personas, donde van a hacer amigos que tal vez les acompañen hasta su vejez y, también, el lugar que determine su futuro profesional. Por lo tanto, no sólo el proyecto pedagógico es lo más importante a tener en cuenta a la hora de decidirse por un centro u otro, si no también muchos otros aspectos prácticos e ideológicos. Los padres deben de plantearse antes de nada una idea de conjunto sobre qué tipo de persona les gustaría formar y qué tipo de valores y capacidades quieren que tenga su hijo.

La decisión es compleja y muy personal, pero no irreversible, por lo que tampoco hay que angustiarse. No existe el colegio ideal que cumpla todos los requisitos ansiados. Hay que saber ponderar bien las opciones para elegir la más adecuada, no la perfecta.

Pero, como muchos padres se encuentran perdidos, sobre todo, cuando el niño va a ser escolarizado por primera vez, sirva esta lista de ’10 preguntas que debes hacer al colegio que quieres para tu hijo’ como breve guía que les ayude a reflexionar e investigar.

1. ¿Público, privado o concertado?
Esta es una de las preguntas necesarias que los padres han de hacerse más bien a sí mismos como primer filtro de base antes de preguntar a los colegios y que, en este caso, tiene que ver también con los criterios de admisión y el precio que estén dispuestos a pagar.

Elegir una formación concertada implica pagar un coste por la matrícula, pero inferior al de los centros privados, puesto que estos centros están financiados con fondos públicos. Hay que tener en cuenta que puede haber muchos otros gastos que no estén contemplados y que tal vez conlleven un desembolso extra importante (material escolar, uniforme, comedor, transporte, actividades complementarias, etc.), por eso es conveniente averiguar cuánto pueden suponer estos servicios al mes o al año. Se le puede preguntar al colegio, por ejemplo, cuántas excursiones hay al año y cuánto valen, basándose, por ejemplo, en las del año anterior; o cuántas actividades tienen un coste extra tanto dentro del horario escolar como en las extraescolares. Y sumar todo para no llevarse sorpresas.

En la educación privada, el centro está financiado por los padres de los alumnos y está autorizado para establecer su propio criterio de admisión, cuotas y valores. Hay que informarse bien de todos esos aspectos, tener claro los valores que transmiten (ya sean religiosos o de otra índole) y estar de acuerdo con su forma de inculcarlos.

Los centros públicos son gratuitos en la mayoría de los casos, excepto en algunos en los que hay que pagar matrícula y material escolar. Algunos establecen ciertos criterios de selección que también se aplican en las escuelas concertadas, como renta anual de la familia, proximidad del domicilio o del trabajo de los padres o hermanos que ya estudian en el centro.

Lo idóneo es encontrar un colegio que sea socialmente equiparable a la realidad que el niño vive en casa en términos económicos, sociales, de valores, etc.

2. ¿Cuáles son las líneas morales, religiosas e ideológicas del centro?
O lo que es lo mismo, ¿qué ideología quiero que tenga el colegio de mi hijo? Laica, confesional, mixta, elitista, flexible, exigente, con mayor énfasis en las artes o las ciencias… Aquí los padres deben plantearse qué tipo de persona quieren que sea su hijo en el futuro y adaptar la educación que queremos dar a nuestros hijos a las creencias propias, para que la formación fluya en sintonía con la ideología de la familia.

3. ¿Cuál es tipo de educación, método de aprendizaje y el proyecto pedagógico que sigue el centro?
Este también es uno de los puntos más importantes por cómo imprime de carácter al resto de aspectos del paso del menor por el colegio, y guarda relación con la línea ideológica del centro. El método de aprendizaje puede ser de muy diferentes formas, pero principalmente hay una diferencia importante entre el tipo de educación tradicional y la educación alternativa.

La educación tradicional se fundamenta en el método y orden. El profesor es el modelo y guía al que se debe imitar y obedecer y quien organiza el conocimiento de los alumnos. Se le da importancia a la transmisión de cultura y conocimientos y a conceptos como la atención, el esfuerzo para conformar en el alumno una personalidad disciplinada. Este tipo de enseñanza es la que predomina en el sistema educativo contemporáneo.

En los últimos años se han multiplicado los centros que optan por un método pedagógico alternativo que se sale de la idea convencional que en general tenemos de la educación. En los métodos Waldorf y Montessori, por ejemplo, dos de los más conocidos, no hay exámenes, ni libros de texto. Las aulas son abiertas y se deja a los pequeños que transiten por ellas con libertad. El protagonista no es el maestro sino el niño, que es considerado un ser curioso capaz de aprender descubriendo por sí mismo. El profesor no impone el conocimiento, sino que guía al niño y le proporciona las herramientas para aprender. Se da una gran importancia a las artes, a la creatividad.

Para los padres que estén interesados en este u otro tipo de enseñanzas alternativas, lo primero es comprobar que está certificado por el Ministerio de Educación.

Dependiendo de cada caso, para descubrir un poco más acerca de su proyecto pedagógico, podría ser interesante preguntar por el sistema de evaluación, la política del colegio con respecto a los deberes o saber si destaca por su formación musical, literatura, deportes o nuevas tecnologías, por ejemplo.

4. ¿Cuenta el colegio con una logística y servicios esenciales viables para nuestro hijo?
La cercanía muchas veces decide, casi por defecto, el colegio elegido. La comodidad tanto de los padres como del niño es, en muchas ocasiones, el factor que más pesa en aras de una buena calidad de vida de ambas partes. No tendría que ser el más importante, pero sí es cierto que hay que tener en cuenta que estudiar lejos del barrio donde se reside puede acusar el cansancio del menor y repercutir en el rendimiento escolar. Además, estudiar lejos del barrio también supone tener a los amigos lejos y estar sometido a cierto aislamiento.

En el caso de que el centro esté alejado del domicilio conviene prever la compatibilidad con los horarios de los padres si van a ser ellos quienes le lleven analizar los horarios de entrada y de salida y la flexibilidad de los mismos, si hay cuidadores que puedan ocuparse de ellos en caso de que tengan que estar en el colegio más tiempo… Y también averiguar si es posible acceder al centro utilizando el servicio de transporte público (autobuses, metro o tren) para que el niño se desplace de manera autónoma cuando sea más mayor, o si dispone de transporte escolar propio, en cuyo caso, habrá que informarse de las rutas para saber si coinciden con la ubicación del domicilio familiar.

En cuanto al comedor, es importante saber si el colegio cuenta con cocina propia o servicio de catering, el tipo de menú y dieta que se sigue, y si hay posibilidad de elaborar menús especiales en caso de necesidad. También preguntar quiénes y cuántas serán las personas encargadas de vigilarles y ayudarles a la hora de comer.
En cuanto a la asistencia sanitaria, es importante saber si el colegio dispone de un médico permanente y servicio de enfermería y también si cuenta con seguros de accidente y con qué hospitales o clínicas tiene convenios.

5. ¿En qué idiomas se imparten las clases? ¿Cuántas horas a la semana? ¿Son los profesores nativos?
El bilingüismo es una de las cosas en las que más se fijan los padres en los últimos años. Hay que interesarse no sólo en las horas impartidas, sino también en el perfil de los profesores, saber si son nativos o cuál es su cualificación y si el colegio es un centro extranjero y si imparte la enseñanza y cultura de su país de origen o sigue el programa español.

6. ¿Cuál es el uso que se hace en el colegio de las nuevas tecnologías? ¿Qué tipo de dispositivos se utilizan? ¿Con qué fines?
Los conocimientos de informática y nuevas tecnologías ya no han de ser una formación específica, sino estar presentes de manera transversal en toda la educación desde muy pequeños. Es muy importante que los niños se familiaricen desde pequeños con las nuevas tecnologías y también que sepan hacer un buen uso de ellas.
Es interesante saber si el centro dispone de aulas informáticas, cuántos ordenadores hay por niño, cómo funciona y qué uso se da a la conexión a Internet en el colegio, si hay pizarras digitales, tablets, portátiles, si se imparten clases de informática como complemento de la formación o dentro de las asignatura optativas… Y también convendría saber si se usan las tecnologías como herramienta para aprender mejor las asignaturas o si hay acceso desde casa a herramientas para usar la informática por ejemplo para los deberes.

7. ¿Cómo son las instalaciones? ¿Están bien cuidadas?
Disponer de unas buenas instalaciones no sólo hace que el alumno se encuentre a gusto, sino que, además de su bienestar, puede influir en su motivación y desarrollo emocional e intelectual. Es importante saber cómo es la limpieza del centro, la luz, la ventilación, cómo son las aulas, el gimnasio, la biblioteca, el comedor…. E interesarse por otro tipo de instalaciones más allá de las básicas, como pueden ser los laboratorios, bibliotecas, aulas de idiomas, aulas de informática, salas de conferencias, gimnasio, pistas polideportivas, piscina…

8. ¿Qué tipo de actividades extraescolares organiza el centro y cuáles son sus precios y horarios?
Otro punto clave a conocer son las actividades extraescolares que pueden ayudar a desarrollar otras capacidades y habilidades más personales del menor. Conviene interesarse por de qué tipo son (deportivas, culturales, de idiomas…) o si el centro dispone de los espacios y estructuras necesarias para hacerlas (instrumentos musicales, clase de ballet, gimnasio…), horarios y precios.

También saber si durante las vacaciones de verano se programan actividades como clases de refuerzo, campamentos, programas de intercambio con centros de otros países, de preparación para exámenes oficiales de idiomas, etc…

9. ¿Cuál es la formación del profesorado?
Es interesante saber si los docentes tienen una formación específica de las materias que enseñan o de las edades con las que trabajan, cuál es su experiencia y si renuevan sus conocimientos, si se promueve por parte del centro el perfeccionamiento de su profesorado o qué porcentaje de profesores llevan bastante tiempo en el colegio.

10. ¿Dispone el centro de psicólogo o servicios de orientación al menor?
¿Hay cursillos y charlas para orientar a los padres? ¿Se analizan posibles problemas académicos y psicológicos del alumno? ¿Se estudian las causas y aportan soluciones? Una buena pregunta para saber percibir las líneas de actuación del centro en este sentido sería saber cuál es la política del centro contra el acoso escolar. Puede dar muchas pistas sobre su metodología.

La meta principal es encontrar un colegio en el que el niño sea feliz en un ambiente motivador y seguro. Su bienestar es la mejor garantía de que se desarrollará emocional, espiritual e intelectualmente.

¡Buena suerte con la búsqueda!

feria-de-los-colegios-articulo

Para ayudar a los padres con la búsqueda de colegio, existen iniciativas como la Feria de los Colegios, un evento que aúna en un mismo espacio durante un fin de semana la oferta educativa de colegios privados, concertados y públicos de las ciudades en las que se realiza para que los padres puedan conocer los colegios e informarse de primera mano y allí plantearles sus dudas.

Tras el éxito de la primera convocatoria en Madrid, este año la Feria de los Colegios se va a celebrar en Sevilla, Madrid, Barcelona y Valencia. Estas son las fechas y lugares en cada una de las ciudades:

SEVILLA 20-21 febrero, en el Museo de los carruajes
MADRID 27-28 febrero, en el Hipódromo de la Zarzuela
BARCELONA 12, 13 marzo, en el Palacio de Congresos de Catalunya
VALENCIA 9-10 marzo, en el Centro Carmen de Valencia

El horario es de 10:00 a 20:00 horas el sábado y de 10:00 a 14:00 horas el domingo. El acceso es libre y gratuito, sin necesidad de pagar entrada, ni reservar previamente y sin registrarse en ningún formulario.

Además, el evento cuenta con una zona infantil con profesionales que cuidan de los niños mientras los padres se informan y atracciones infantiles como la famosa Peppa Pig.

Toda la información en www.laferiadeloscolegios.com

También te puede interesar:

¿Qué opinas? Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *