Seguro que siempre estáis hechos un mar de dudas cuando vuestros hijos se van a un campamento en lo referente a lo que va a necesitar durante su estancia en el mismo. Lo primero es leer las indicaciones del campamento, en las que se detalla todo lo que el niño necesitará, como linternas o cantimploras. También podéis redactar una lista juntos con las cosas que se llevará. Le será muy útil a la hora de rehacer la maleta para que no le olvide nada. Si tiene intolerancia al gluten, diabetes o es alérgico a algún tipo de comida o picadura de animal, es muy importante que lo comunique a los monitores.

ROPA Y CALZADO CÓMODOS
No hay que sobrecargar el equipaje así que elegid más camisetas que pantalones, un par de bañadores, una sudadera por si alguna noche bajan las temperaturas, un pijama, ropa interior y calcetines. Aseguraos de poner etiquetas con su nombre en todas las prendas para evitar que las pierdan. En cuanto al calzado, bastará con unas botas de montaña, dos pares de zapatillas deportivas y unas chanclas.

IMPRESCINDIBLES
Junto a la gorra y crema protectora para la piel y los labios, debéis incluir cepillo y pasta de dientes, peine, coleteros, champú, jabón, esponja y toallas para la ducha y la piscina. Otro punto importante es el seguro médico. La mayoría de los campamentos cuentan con seguro de accidentes pero, aún así, es conveniente que el niño se lleve la tarjeta de la Seguridad Social. Recordad que los objetos de valor como las consolas, móviles, mp3, iPod, etc., son prescindibles. Ocurre lo mismo con las pulseras o pendientes. Por último, acordaos de incluir en su mochila bolsas de tela para la ropa sucia.

También te puede interesar:

¿Qué opinas? Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *