Campamentos multiaventura, en la naturaleza, científicos… La gran mayoría de los campamentos de los que oímos hablar son propuestas bastante movidas, que fomentan el deporte en entornos, en ocasiones, poco o nada accesibles.

Pero, ¿dónde van los niños que tienen alguna necesidad especial, con discapacidades físicas o psíquicas? También para ellos ir de campamento es una experiencia más que recomendable. Por eso, os damos algunas ideas para que vuestros hijos, sean cuales sean sus necesidades, pasen un verano inolvidable.

Los campamentos para discapacitados están orientados a niños y jóvenes con problemas de discapacidad física o psíquica. En estos campamentos contarán con el apoyo necesario para unas vacaciones divertidas, entretenidas y sin barreras que saltar.

De la mano de expertos

En muchos casos se permite la compañía de algún familiar para que la aserción sea más fácil y completa y, en todos los casos, los campamentos cuentan con monitores expertos en el cuidado de discapacitados, por lo que todos se sentirán cómodos.

Discapacidades físicas

La ONCE es uno de los organismos que más ofertas de campamentos atiende. Se trata de campamentos para niños con ceguera o con deficiencias relacionadas, así como niños sin discapacidad alguna, con el fin de lograr una completa integración en la sociedad.

Hay varios tipos de campamentos, divididos por edades y gustos. Por un lado están los que programan actividades de deporte y aventuras, también hay campamentos con inquietudes teatrales y culturales; para los más mayores los campamentos son más turísticos, con guías especiales para ellos, aunque también pueden optar a campamentos más activos y de riesgo.

La Fundación Deporte y Riesgo ofrece campamentos para discapacitados físicos. Pueden ser de fin de semana o de una semana entera. Las actividades se desarrollan en el Albergue del Valle de los Abedules, en Bustarviejo, o en El Acebo Granja Escuela, situada Villanueva de Perales. Los dos diseñados para posibilitar sin problemas el paso a personas con dificultades de movimiento. El público al que se dirige son niños y jóvenes de entre los 5 y los 25 años, que pueden ir acompañados de sus hermanos, aunque estos no sean discapacitados. Siempre irán acompañados de monitores preparados especialmente para esta tarea.

Las actividades que se realizan son muy variadas: deportivas, como hípica, piragüismo, tirolina, senderismo, tiro con arco, escalada o ciclismo, de animación, en la Naturaleza, o agropecuarias, como en la huerta e invernadero, animales de granja, talleres de conservas, pan, chorizo, etc.

La Fundación También no hace campamentos como tal, sino que organiza jornadas y cursos deportivos adaptados a personas con dificultad de movimiento. Por ejemplo, cuenta con actividades de esquí, de ciclismo, piragüismo, vela, pesca, buceo, pádel y otras muchas. Son una buena opción para que los niños interactúen con más niños y se sientan arropados sin echar de menos a su familia.

Discapacidades psíquicas

Los campamentos que existen para este tipo de discapacidad son muchos y adecuados a necesidades muy variadas. Lo mejor es buscar en las distintas asociaciones y federaciones, en cuyas páginas web se informa de las distintas agrupaciones que organizan este tipo de actividades. Una vez que hayáis localizado cuáles son las que tienen campamentos, es conveniente poneros en contacto con estos organismos y ver cuál es el que más os gusta y os da más confianza. Una llamada puede ser muy aclaratoria si no dais con la información que os interesa. Dirigíos siempre a asociaciones reconocidas que formen parte de las listas oficiales de asociaciones especializadas. Esto os garantizará que se trata de grupos serios y con experiencia.

Organizaciones como Antares, Apanid, Cáritas o Aspadis organizan multitud campamentos, pero no son los únicos, así que es mejor que, según vuestras necesidades, investiguéis cuál es la que más os conviene. Estas agrupaciones estarán encantadas de proveeros toda la información que podáis necesitar.

Consulta más artículos y empresas sobre campamentos

 

 

También te puede interesar:

¿Qué opinas? Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *