Llega el mes de marzo y con él, días más largos, la primavera y el Día del Padre. Un día en el que los niños preparan regalos para demostrar a sus papás cuanto los quieren. Pero para este año, quisiera proponeros, a vosotros padres, una opción diferente.

¿Qué os parece si este año, los padres celebráis este día, totalmente conscientes de lo que implica ser padre? Puede sonar un poco complicado, pero, ¿acaso no fue una elección que tomamos como adultos?

Ser padre, o madre en mi caso, tiene muchas implicaciones en el día a día. Un día a día que, como comentaba en mi editorial del mes pasado, nos deja poco tiempo para descubrir qué nos dice la mirada de nuestros hijos.

Como madres, no dudamos de la necesidad que ellos tienen de nuestra presencia. Los hijos necesitan la figura materna, sí. Pero, para lograr un equilibrio en el seno familiar, es necesario que nosotras, las madres, dejemos espacio para que el hombre desarrolle su rol de padre. Apoyemos a nuestras parejas, para que ocupen y disfruten de este papel.

Desde aquí, me gustaría proponeros un momento de sinceridad para reflexionar y analizar si estamos dedicando la misma energía al trabajo, que a la paternidad. Es maravilloso descubrir en el diálogo con nuestros hijos, la sencillez de sus razonamientos y su perspectiva de la realidad. Cada edad tiene su magia. Hagamos un compromiso consciente de aprovecharla.

Los hijos crecen y nosotros nos lo perdemos.

 

 

Nora-Kurtin2Nora Kurtin

Fundadora de Sapos y Princesas

También te puede interesar:

¿Qué opinas? Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *