Tareas… ¿Traen los niños demasiados deberes a casa?

Vengo observando que cada vez charlo más frecuentemente en el patio del colegio, en el parque, en una comida familiar o en una cena con amigos sobre la cantidad de tarea que traen nuestros hijos a casa. O debería decir que “nos traen” a casa porque al final los deberes no son solo para ellos.  Ahí está mamá o papá, al menos una hora de la tarde ayudando o persiguiendo a los niños para que hagan los deberes. Yo no recuerdo haber hecho tarea en casa con mis padres, y no soy la única, ninguna de las personas con las que hablo de mi generación lo recuerda.

¿Qué pasa ahora entonces? ¿Les ponen más deberes que nos ponían a nosotros? ¿Es una obligación que nos imponemos los padres o nos lo imponen desde el colegio? La verdad es que no sé muy bien las respuestas a estas preguntas, por más que, como digo, hable del tema en diferentes círculos. Pero lo que me parece más preocupante es la temprana edad en la que se están imponiendo los deberes a los niños, que con seis o siete años y tras ocho horas en el colegio, y al menos una de actividades extraescolares, llegan a casa y se tienen que poner a hacer tarea. ¿Es realmente necesario que un niño de esa edad traiga tarea a casa?

El otro día, me decía una amiga que su hijo de 7 años había empezado el curso muy contento porque ya era “mayor” y traía deberes a casa, pero según iba el curso avanzando, lo que mi amiga ha ido notando es una creciente falta de motivación y rechazo por su parte. No es el único de su clase. Por eso, varios padres han lanzado una iniciativa para intentar que se baje el ritmo de deberes en la clase. La propuesta no ha sido muy bien acogida por los otros padres, que argumentan la importancia de “aprender disciplina” y el “sentido del deber” desde muy pequeños… Para gustos, los colores.

Muchos de vosotros ya sabréis que los deberes están prohibidos desde 1956 en la escuela primaria francesa que, como en España, engloba el ciclo de los 6 a 11 años. La asociación mayoritaria de padres y madres de alumnos en España, Ceapa, lanzó el año pasado un comunicado en el que argumentaban cosas como que los deberes: “Representan en gran medida un fracaso del sistema educativo”; “Provocan desigualdades sociales”; “Crean tensiones entre padres e hijos”; “Constituyen un problema para muchos progenitores”, y “restan tiempo a los niños para realizar otras actividades deportivas o lúdicas como la lectura”.

nina-haciendo-deberes

Algunos estaréis angustiados buscando colegio estos días en pleno plazo de escolarización. Para los que no lo conozcáis, en la Comunidad de Madrid, por ejemplo, el portal escolar, cuenta con un buscador muy útil en el que podéis encontrar, introduciendo una serie de criterios previos, el centro más adecuado a vuestras necesidades. Sin duda, es una de las decisiones más difíciles para los padres.

Los que venís de la guarde y que este año os toca entrar en contacto con el universo que rodea al colegio, habréis oído quejarse alguna vez a los padres con niños mayores del tema del “abuso” de los deberes. Pues bien, hay algunos centros educativos en España que prestan especial atención a este tema. Son colegios que, además, ponen el acento en temas como la sociabilidad, la integración y la inteligencia emocional por encima de valores tan de populares actualmente como la competitividad, por ejemplo. Algunos de los que son concertados lo hacen en Madrid desde los años 70, como el colegio Ágora, en el barrio de Ciudad Lineal y el colegio Siglo XXI, en Moratalaz. Pero no son los únicos, y cada vez son más. De reciente creación, por ejemplo, está el proyecto del colegio Estudiantes Las Tablas.

Mientras os decidís, ahí va una recomendación de un libro “El mito de los deberes”, de Álfie Kohn, profesor norteamericano del que os recomiendo leer este  interesante artículo sobre este tema; un acertado análisis y prácticos consejos publicados en El País bajo el título Ayudarles a hacer los deberes no es ayudarles. Y para los que hayáis entrado en la vorágine de los deberes y ya no tengáis escapatoria, una app para que los más pequeños jueguen aprendiendo, Pupitre y una web de reciente creación, Tareas y más, ambas de Santillana. Esta última consiste en un servicio de ayuda al estudio online dirigido a alumnos de entre 10 y 18 años, de la mano de Santillana. El proyecto contiene más de 6.000 recursos para resolver dudas sobre Lengua, Matemáticas y Física y Química.  Todo parece indicar que el ordenador se posiciona como posible sustituto de los padres en la ayuda a los deberes, lo cual muchos progenitores seguro que agradecen. Pero, ¿es esa la solución al problema?

 

 

Nora-Kurtin2Nora Kurtin

Fundadora de Sapos y Princesas

También te puede interesar:

¿Qué opinas? Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *