Nuestro interés será su mayor motivación

Con el comienzo del colegio llegan las tareas y las clases extraescolares. Muchos padres nos preguntamos cómo vamos a apoyar a nuestros hijos con toda la carga escolar que tienen y, además, ofrecerles actividades adicionales que les entusiasmen.

Los expertos afirman que las actividades extraescolares son muy positivas porque fomentan habilidades distintas a las del colegio, con el beneficio adicional de permitir al niño desarrollar sus habilidades sociales al abrirse a un nuevo círculo de compañeros. En cuanto a qué tipo de actividad, es prioritario escoger la que más guste y divierta a nuestro hijo, a la vez que favorezca su desarrollo personal, le ayude a relacionarse con los demás y potencie su socialización.

Hoy en día, los niños tienen menos tiempo para el juego libre de lo que teníamos nosotros y más tiempo de permanencia frente a las pantallas (TV, ordenadores, teléfonos, tablets, videoconsolas). Esto ha generado un aumento de la obesidad infantil por sedentarismo. Por ello, sería positivo que la clase extraescolar seleccionada fomentara la actividad física. Además, les estaríamos apuntalando en el área escolar, ya que estudios demuestran que los niños activos físicamente tienen mejores resultados académicos.

Lo importante es que las actividades que elijamos no generen estrés o ansiedad ya sea por el tipo de actividad como el tiempo de dedicación que exija. En cuanto al equilibrio, es complicado determinar una fórmula. Pero en general, el niño debe tener suficiente tiempo libre para jugar, descansar y estar con la familia, y en todo caso, las clases extraescolares deben restar horas a la televisión y el  ordenador, pero nunca a la convivencia familiar, los deberes o los juegos.

Otra parte del equilibrio debería darse entre las actividades de carácter más lúdico y las de aprendizaje. Recordemos que aunque en un primer análisis las de aprendizaje podrían ser más “útiles”, las actividades más lúdicas ayudan al desarrollo integral de la personalidad del niño.

En conclusión, lo importante es que nuestro hijo sea feliz y desarrolle el esfuerzo adicional que conlleva una clase extraescolar con ilusión. La mejor herramienta de motivación será demostrarle que estamos interesados en lo que está haciendo, no en cómo lo está haciendo.

Nuestro continuo interés será su motivación más importante.

¡Demostrémoselo!

 

 

Nora-Kurtin2

Nora Kurtin

Fundadora de Sapos y Princesas

También te puede interesar:

¿Qué opinas? Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *