¿Nuestros hijos necesitan las cosas 'materiales' para ser felices?

En la actualidad, la vida laboral nos exige mucho tiempo y esfuerzo; muchas horas que deberíamos dedicar a nuestras familias. Nuestra ausencia la justificamos pensando que así, podremos dar a nuestros hijos todo lo que quieran, y en muchos casos, lo que nosotros no pudimos tener. Pero la pregunta que me hago es, si lo que realmente quieren y necesitan nuestros hijos, es algo “material”. Mi experiencia me dice que no.

Cuando un niño rompe un juguete, es más fácil comprarle otro nuevo, que hacerle ver que no ha sido cuidadoso; y, que si los mantiene ordenados y recoge después de cada juego, correrá menos riesgo de que se rompan. Nos resulta más cómodo e inmediato, sustituir nuestra ausencia “emocional” por presencia u objetos materiales.

Lo emocional requiere más dedicación, comprensión y firmeza por parte de los padres. Educar consume tiempo e implica paciencia. Pero si no empleamos esta energía, estaremos negando a nuestros hijos la oportunidad de madurar, crecer y hacerse responsables. El camino que planteo es más largo y costoso, pero tiene como recompensa unos hijos respetuosos.

Así, enseñaremos a nuestros niños a valorar lo pequeño, a disfrutar de los detalles, a descubrir la importancia de los gestos de cariño. Para ello, podemos regalarles (y regalarnos) algo que no sea material: nuestra imaginación para contarles un cuento, la historia más divertida de nuestra infancia, o sencillamente la alfombra del salón, preparados para jugar a lo que ellos propongan.

En Sapos y Princesas tenemos la firme convicción de que el mejor premio para los hijos es nuestro tiempo, por lo que mes a mes, nos comprometemos a ofreceros todas las alternativas de ocio para compartir y disfrutar junto a ellos. Construyamos un futuro mejor.

 

 

Nora-Kurtin2Nora Kurtin

Fundadora de Sapos y Princesas

También te puede interesar:

¿Qué opinas? Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *