Cómo podemos inculcar a nuestros hijos una actitud emprendedora

Cómo podemos inculcar a nuestros hijos una actitud emprendedora

Los tiempos cambian y los padres de hoy en día no solo tenemos que preocuparnos de que nuestros hijos estudien y saquen buenas notas. Sabemos que nuestros hijos para conseguir un trabajo no solo tendrán que formarse sino también deben mantener una actitud emprendedora. Nuestros hijos tendrán que ser capaces de crear sus propios trabajos o negocios e incluso ser los responsables del empleo de otras personas.

Nosotros hemos sido educados de forma tradicional y la mayoría no tenemos esa actitud emprendedora. Pero como padres debemos ayudarles y darles herramientas para que adquieran ese potencial emprendedor que será su arma más poderosa en el futuro. La auténtica base de la educación emprendedora tiene que partir del propio hogar no de la formación que reciben en el colegio o en la universidad.

Lo primero que tenemos que intentar es reconocer los rasgos emprendedores de nuestros hijos y aprender a potenciarlos. Tenemos que plantear a nuestros hijos nuevos retos e intentar que busquen soluciones cuando algo no funciona.
niño contando bellotasEl fomento de la creatividad

Todos nacemos con una capacidad de creatividad innata que vamos desarrollando desde la educación infantil hasta la superior. Desde los primeros trabajos de plastilina en el colegio a nuestro primer negocio. “La creatividad es un componente básico que influye en el desarrollo integral de la personalidad de forma general y en los niños en particular, como futuros ciudadanos que deberán enfrentarse a un mundo muy cambiante que exige saber solucionar problemas y aportar conocimientos significativos en los distintos contextos de actuación donde se encuentren”, según el estudio La Creatividad en los Niños de Prescolar, un Reto de la Educación Contemporánea.

El problema es que esta capacidad con la edad en vez de ir aumentando la vamos perdiendo. Un sistema educativo unificador y nuestra actitud al intentar que nuestros hijos sigan el mismo patrón, logran que vayan perdiendo su creatividad. Tenemos que valorar y fomentar las habilidades que tiene cada uno de nuestros hijos. Desde que surge la teoría de las inteligencias múltiples de Howard Gardner, sabemos que tenemos que potenciar todo aquello en lo que destacan y tienen una gran capacidad.

Consejos para inculcar una actitud emprendedora

Lo primero que tenemos que intentar es reconocer los rasgos emprendedores de nuestros hijos y aprender a potenciarlos. Tenemos que plantear a nuestros hijos nuevos retos e intentar que busquen soluciones cuando algo no funciona. Os vamos a dar cinco consejos para intentar inculcar en vuestros hijos esta actitud emprendedora.

1. Enseñarles a luchar por sus metas

Los padres tenemos que intentar que nuestros hijos se fijen unos objetivos y que los persigan. Tienen que aprender a pelear por sus sueños ya sean jugar bien al fútbol o aprender informática. Tienen que aprender el valor del esfuerzo para conseguir algo a largo plazo.

2. El valor del esfuerzo

Los padres tenemos que inculcar en nuestros hijos el valor del esfuerzo. Todo se puede conseguir si son constantes y se esfuerzan aunque les resulte muy difícil. Tienen que dejar a un lado su resistencia al fracaso y la frustración.

niño explorando la naturaleza

3. Cambiar la actitud

La principal barrera con la que nos solemos encontrar los padres es con la actitud de nuestros hijos. Ante los grandes retos nos dicen que no pueden y se cruzan de brazos. Nosotros tenemos que animarles, siempre que no sea peligroso, a alcanzar ese reto. Tenemos que animarles a descubrir y experimentar.

4. Aprender a equivocarse

Nuestros hijos tienen que aprender a equivocarse. Si estamos siempre detrás de ellos no les dejaremos experimentar. Deben aprender a caerse y a levantarse solos. Aunque queremos que no tengan ningún problema, tenemos que dejar que se vayan soltando y asumiendo sus propios retos. No podemos ir siempre arreglando lo que se les estropea o se les pierde. Tienen que aprender a solucionar sus problemas.

5. Fomentar su creatividad

Si nuestros hijos se encuentran con algún problema tenemos que intentar que ellos mismos encuentren la solución. Para ello tendrán que utilizar todo su ingenio y creatividad. Incluso debemos plantearles nuevos desafíos para que se esfuercen.

Por último los padres debemos dar ejemplo y demostrar ese espíritu creativo y emprendedor en nuestra vida diaria. Esto no quiere decir que montemos un negocio o que tengamos espíritu emprendedor sino que adoptemos esos valores. Por ejemplo que no nos detengamos antes los pequeños fracasos y que mantengamos siempre un espíritu de lucha por conseguir nuestras metas. Nuestros hijos aprenderán con nuestro ejemplo la importancia de la tenacidad y el esfuerzo.

También te puede interesar:

¿Qué opinas? Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *