Siempre es una alegría la llegada del segundo bebé a casa. Aunque a veces, las madres podemos sentir que estamos traicionando al primer hijo y nos preguntamos cómo vamos a poder quererlo tanto como al primero.

Esto mismo puede sentir nuestro hijo. Definitivamente algo ha cambiado en su vida y ya los padres no son de su exclusividad. Cada niño lo expresa de forma diferente, dependiendo de su personalidad y sobre todo de su edad.

Las conductas más habituales en las que manifiestan estos sentimientos suelen reducirse a llamadas de atención, como la desobediencia, la tristeza y las actitudes regresivas (como hacerse pis, pedir el biberón, chuparse el dedo), hasta pueden llegar a mostrar rechazo hacia el nuevo hermanito.

Cuando estamos esperando a nuestro segundo hijo es importante tener presente cómo se siente el hermano mayor. Su aceptación va a depender de la forma en que manejamos el anuncio del embarazo, la forma de integrarlo durante todo el desarrollo del mismo y cómo se lo presentamos después del nacimiento.

Si preparamos a nuestro hijo con tiempo, compartiendo con él de forma natural las nuevas situaciones, irá aceptando el cambio sin darse cuenta.

Involucrarlo en cosas sencillas que tengan que ver con la llegada del hermano hará que se sienta importante y verá que lo valoramos. De este modo, lo vivirá como algo suyo y no sólo de los mayores.

Es bueno compartir todo el proceso en familia, no forzar conversaciones o evadir preguntas, sino ser comprensivos, escuchándolo y entendiéndolo. Hagámosle entender que como padres lo vamos a querer igual que siempre.

Los niños lo escuchan todo y se dan cuenta de lo que hacemos o decimos, por ello hay que evitar las comparaciones entre él y el hermano, pues cada persona es única y tenemos que demostrárselo.

Sobre todo, con la llegada de un hermano menor, el primer hijo debe sentirse querido y mimado igual que siempre.

 

 

 

 

Nora-Kurtin2

Nora Kurtin

Fundadora de Sapos y Princesas

 

También te puede interesar:

¿Qué opinas? Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *