5 Conflictos que suelen tener las parejas a la hora de dormir y cómo superarlos

5 Conflictos que suelen tener las parejas a la hora de dormir y cómo superarlos

Las parejas a la hora de dormir suelen tener múltiples conflictos. A uno le gusta abrigarse con tres mantas y un edredón y al otro sin embargo todo le da calor. A uno le gusta no oír ni un solo ruido, otro solo se puede dormir cuando pone la radio. Para que la relación de pareja no sufra por estas pequeñas batallas, tenemos que llegar a diferentes acuerdos y alcanzar un armisticio.

Cuando eres joven te parece triste dormir en camas separadas. Pero después de unos años de matrimonio cuando eres joven, todos empezamos a pensar si no hubiese sido mejor. Dormir en camas separadas se está volviendo a convertir en una tendencia. Una de cada cuatro parejas estadounidenses duerme en dormitorios o camas separadas, según una encuesta realizada por la National Sleep Foundation.

No dormir bien puede afectar a la pareja más feliz y consolidada. ”La habitación y el ambiente que nos rodea desempeñan un papel fundamental para conseguir dormir mejor, ya que determinan la duración y la estructura del sueño. Se necesita un entorno ambiental adecuado que favorezca la conciliación y el mantenimiento del sueño”, según se indica en el documento oficial de la Sociedad Española de Sueño Sueño saludable: evidencias y guías de actuación.

Incluso las parejas que de otro modo están más consolidadas pueden convertirse en enemigos cuando uno mantiene al otro despierto. Puede ser debido a ruidos molestos, por una temperatura inadecuada o por la luz de la pantalla del otro móvil.

luz impide sueño a una parejaLos cinco conflictos que suelen tener todas las parejas a la hora de dormir

Incluso las parejas que de otro modo están más consolidadas pueden convertirse en enemigos cuando uno mantiene al otro despierto. Puede ser debido a ruidos molestos, por una temperatura inadecuada o por la luz de la pantalla del otro móvil. Os vamos a dar ideas para superar estos pequeños conflictos a la hora de irse a la cama.

1. La temperatura de la habitación

Para muchas parejas los problemas surgen cuando a uno le gusta dormir con mucho calor y al otro no. “En ambientes muy fríos o muy cálidos existe una disminución del tiempo total del sueño con un aumento de la vigilia, de la latencia de sueño y del período de movimientos. En cambio, en ambientes térmicos neutros (18-21°C), se alcanza niveles máximos de tiempo total de sueño, sueño profundo y sueño REM”, según este estudio. Llegar a un acuerdo suele ser fundamental para la pareja. Una solución puede ser apagar el aire acondicionado o bajar el termostato de la calefacción cuando el otro se haya dormido. Otra buscar la temperatura media entre 18 y 21°C para poder dormir los dos sin dificultad alguna.

2. El ruido

Otro gran problema suelen ser los ruidos como puede ser el tráfico, los avisos del móvil o una radio con el volumen bajo. Tu pareja puede argumentar que no puede dormir si no escucha el ruido del tráfico o su música favorita. La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera la contaminación acústica como una de las causas de deterioro de la salud como consecuencia, entre otras cosas, de la alteración del sueño. La solución es complicada. Si se trata de música siempre le puedes convencer para que se ponga unos auriculares. Eso sí si tu pareja ronca intenta que consulte con un especialista para solucionarlo antes de cambiarte de cama.

3. Sábanas agarradas

Otra de las grandes batallas surge al pelearse toda la noche por la sábana, la manta o el edredón. Una guerra sin cuartel cuando la pareja tira de la ropa de cama toda la noche. Una buena idea es poner enganches para fijar las sábanas o el edredón a los lados de la cama. También pueden surgir problemas si tus hijos duermen con vosotros con más de 7 años. Tenemos que intentar que los niños duerman en su cama.

Pareja durmiendo con un gato

4. La luz

Si a tu pareja le gusta dormir con alguna luz encendida tienes que comentarle que puede ser la causa de tus trastornos de sueño. Dormir con la luz encendida o en dormitorios con contaminación lumínica, a intensidades tan bajas como 5-10 luxes causa un sueño más superficial y produce un efecto persistente sobre las ondas cerebrales asociadas al sueño profundo. Hay que tener también mucho cuidado con la luz que emiten las pantallas de los móviles y otros dispositivos electrónicos. Los especialistas señalan que retrasa el inicio del sueño.

5. Mascotas en la cama

El último y el más conflictivo problema es cuando a tu pareja le gusta dormir con el perro o el gato en la cama. Pero muchas personas no quieren ser despertadas por los movimientos o ladridos de sus mascotas a media noche. Una buena idea es comprarle a la mascota una cómoda cama en la que pueda dormir en vuestra habitación. Tu mascota lo agradecerá.

También te puede interesar:

¿Qué opinas? Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *