Cómo motivar a nuestros hijos para que hagan deporte y se diviertan

Cómo motivar a nuestros hijos para que hagan deporte y se diviertan

¿Estás preocupado porque tus hijos no hacen ningún deporte? Los padres les obligamos desde pequeños a que hagan deporte y a veces lo convertimos en un hábito más que en una afición. La familia puede ser el motor de la motivación de sus hijos hacia el deporte y evitar que se aburran cuando lo practican.

Si nuestros hijos se divierten practicando deporte desde pequeños, seguro que seguirán con esta afición saludable. Si queremos evitar que se aburran y se concentren tienen que vivir el deporte como juego y diversión en la familia y en el colegio. Nuestros aprenderán mediante el deporte pueden aprender a relacionarse con otros niños, valorar sus capacidades y resolver sus conflictos.

La actividad física en la infancia genera una serie de beneficios durante la niñez que incluyen un crecimiento y un desarrollo saludables del sistema cardiorespiratorio y músculo-esquelético, el mantenimiento del equilibrio calórico, y por lo tanto, un peso saludable, la prevención de los factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares tales como la hipertensión o el elevado contenido de colesterol en sangre, y la oportunidad para desarrollar interacciones sociales, sentimientos de satisfacción personal y bienestar mental”,  explica, en la Guía sobre Actividad física y salud en la infancia y la adolescencia.

Con el deporte nuestros hijos aprenderán valores fundamentales para su vida como la solidaridad y la cooperación. Tendrán que respetar a sus entrenadores, árbitros, compañeros y adversarios. Nuestros hijos aprenderán el valor del trabajo en equipo tan importante para toda su vida.

Uno de los grandes errores es que nuestros hijos elijan un deporte inadecuado y poco adaptado a sus aptitudes. Como la finalidad es divertirse tienen que elegir el que más les guste y en el que puedan sentirse cómodos.

niño haciendo deporte en la playaConsejos para motivar a nuestros hijos

Si queremos que nuestros hijos practiquen deporte, los padres tenemos que cambiar nuestra actitud e intentar que no lo vean como obligación. ¿Cuántas veces les hemos aconsejado por ejemplo que se apunten a natación y han acabado aburridos de las clases? Los niños se tienen que divertir con el deporte y no verlo reducir a una suma de victorias y derrotas. Os vamos a dar algunos consejos para que nuestros hijos acaben disfrutando del deporte.

Elegir un deporte apropiado

Uno de los grandes errores es que nuestros hijos elijan un deporte inadecuado y poco adaptado a sus aptitudes. Como la finalidad es divertirse tienen que elegir el que más les guste y en el que puedan sentirse cómodos. Además si nuestro hijo siente que es una elección personal, la disfrutará más y se implicará más en ella. Tenemos que respetar sus capacidades y sus gustos. También debemos tener en cuenta que hay deportes más adecuados que otros para los niños según su edad. Por ejemplo la natación está indica para niños a partir de 3 años pero el tenis o el pádel no se recomienda hasta los 5 años. Los deportes de equipo no se deben practicar hasta los 6 años.

Buscar deportes que se puedan practicar en familia

Para que nuestros hijos se aficionen al deporte, una buena idea es organizar salidas deportivas los fines de semana o en vacaciones. Por ejemplo podemos ir a dar un paseo en bicicleta por el campo o practicar running todos juntos. Intenta adaptar la actividad a la capacidad de cada uno de los miembros de la familia. Nuestros hijos asociarán el deporte con diversión y seguro que nos proponen repetir pronto la experiencia. Además si les transmitimos un modelo de vida activa, intentará seguir nuestro ejemplo y comprenderán que deben moverse y practicar ejercicio a diario. No solo será beneficioso para su salud sino para la de toda la familia.

niño practicando un deporte de equipo

Fomentar los deportes de equipo

Si además pretendemos que los deportes les ayuden a socializarse y a relacionarse con otros niños, a partir de los seis años fomenta en casa los deportes de equipo. Por ejemplo seguro que les encantará practicar deportes como el fútbol o el baloncesto. Nuestros hijos aprenderán a resolver conflictos con sus compañeros y a saber perder y ganar.

Conviértete en su apoyo y ejemplo

Si nos damos cuenta de que nuestro hijo tiene alguna dificultad para practicar un deporte, tenemos siempre que apoyarle. Nuestros hijos suelen empezar con mucho ánimo pero seguro que se encontrarán con dificultades. En ese momento se sentirán frustrados y querrán dejarlo. Tenemos que intentar evitarlo y ayudarle a superar esas pequeñas dificultades por las que todos hemos pasado.

Temas: Bienestar · Salud

También te puede interesar:

¿Qué opinas? Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *