5 Ideas transformadoras que nos enseña Wonder

5 Ideas transformadoras que nos enseña Wonder

Que se estrene una película en la que el protagonista tiene un superpoder ya no es algo que nos asombre. Que sea un niño el que tenga ese don tampoco es ninguna novedad. Cuando ese superpoder es la amabilidad, la cosa cambia. Desgraciadamente no es tan habitual.

En Wonder vemos ese superpoder en acción y eso nos ha llevado a plantear cómo sería un futuro en el que a todos los niños se les hubiera inculcado el valor de la amabilidad. Nuestra propuesta es llegar a conseguirlo con familias implicadas que sientan este nuevo reto como una aventura. Creemos que no es tan complicado, solo tenemos que proponernos seguir estos sencillos puntos.

1. Potencia la fuerza transformadora de la sonrisa

Educa a tus hijos para que cada día saluden con una sonrisa a los vecinos con los que os cruzáis en vuestro camino, al tendero o a sus compañeros de clase. Verás cómo consigues que su rostro cambie, que se transforme su expresión y ellos también sonrían. La sonrisa es una fuerza tremenda que tenemos escondida y en la que, es posible, no hayamos caído antes.

amabilidad sonrisa

2. El poderoso hechizo de la bondad

La bondad es un poder que puede transformar el mundo que nos rodea. Es un modo de actuar capaz de crecer y multiplicarse cuando aparece.  Además, la bondad tiene el poder de contagiar cada vez a más gente cada vez. Haz que tus hijos ejerciten la amabilidad y ayuden a otros. Pequeños actos que unidos pueden formar una cadena y así pasar de un mínimo acto inicial a acciones que transformen nuestra realidad.

3. Trabajar la magia de la empatía

No es fácil aprender a ponerse en la piel del otro y, sin embargo, cuando se consigue se ve la vida desde distintas perspectiva. Enseña a los niños a ponerse en los zapatos de los demás. A través de la mirada de la empatía se contempla la vida desde los ojos de otros y eso nos hace comprender mucho mejor a quienes nos rodean y mejorar nuestra amabilidad.

amabilidad en los niños

4. Mantener una actitud positiva 

Una actitud positiva es una de esas razones que hacen que nuestro día sea mejor de lo que en principio imaginamos. Ayuda a los niños a enfocar sus días con una actitud positiva. Explícales que todas nuestras elecciones tienen efecto sobre nuestro entorno y, por supuesto, nuestra forma de enfocar la vida también.

5. La fuerza arrolladora de la amabilidad

Hagamos posible que nada ni nadie pueda parar la fuerza de la amabilidad. Muestras a tus hijos cómo ser amables en sus acciones cotidianas. Enséñales que la amabilidad es como una semilla. Solo es necesario regarla un poco cada día para que se convierta en un árbol frondoso que aporte sombra a todos los que te rodean.  Porque nuestras decisiones, nuestras reacciones afectan a las personas que nos rodean.

Cinco sencillos pasos que podemos enseñar a nuestros hijos a aprender, cada día, a vivir con un poco más de felicidad. Como dice uno de los personajes en Wonder, si tenemos que elegir entre ganar una discusión o ser amables, elijamos lo segundo, es mucho más contagioso, nos va a dejar mucho más felices y es más fácil que nos ayude a cambiar el mundo, a mejorarlo, poco a poco aunque no nos estemos dando cuenta.

Los padres tenemos en nuestras manos el poder de transformar el futuro de nuestros hijos. Ayudemos a que vivan en un entorno amable y feliz y, para ello, el mejor modo de hacer es a través de la imitación. Si los niños ven en los adultos de su alrededor comportamientos amables y positivos, los repetirán.

También te puede interesar:

¿Qué opinas? Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *