Besar a los niños en la boca: descubre la opinión de los expertos

Besar a los niños en la boca: descubre la opinión de los expertos

Para muchas familias, besar a los niños en la boca es una muestra de afecto totalmente natural. Para otros, se trata de un comportamiento inadecuado. El ex futbolista David Beckham reabría la polémica este verano, al publicar en sus redes sociales una imagen en la que besaba en los labios a su hija Harper. Lo mismo le ocurrió a la actriz Hilary Duff a raíz de la publicación de una fotografía en la que besaba a su hijo pequeño en la boca. Al igual que con los Beckham, la imagen desató una oleada de comentarios en la red, con un arduo debate entre aquellos que consideraban este gesto un acto de ternura y los que lo criticaban como un comportamiento escandaloso.

Besar en la boca a los niños
Beckham y su hija, en una de las imágenes de Facebook que ha desatado la polémica.

Está claro que un beso es un acto profundamente personal y puede tener múltiples interpretaciones dependiendo del contexto. Cuando hablamos de los hijos, también se nos plantean otras cuestiones. Si somos partidarios, ¿cuándo debemos de dejar de besar a los niños en la boca? ¿Se trata de un comportamiento que debería restringirse al ámbito privado?

Besos en la boca, ¿pueden ser un riesgo?

Muchos médicos y pediatras también han alertado de los riesgos de besar a los niños en la boca, aunque por motivos que nada tienen que ver con la ética o la moral. Cuando besamos a alguien, ciertamente olvidamos la ingente cantidad de gérmenes y bacterias que podemos transmitir a través de la saliva.

El sistema inmunológico del bebé aún es débil y podemos contagiarle infecciones o virus, desde un simple resfriado a otras más graves como un herpes labial. Por eso, como norma general, recomiendan no besar a niños menores de tres meses.

Besar a los niños en la boca

Asociaciones como la Sociedad Española de Odontopediatría alertan de que besar en la boca a los niños aumenta el riesgo de caries. El bebé nace con la boca estéril. La saliva de los padres es uno de los principales transmisores de gérmenes para el bebé, aunque la mayor parte de las veces no seamos conscientes de ello. Este riesgo no ocurre sólo con los besos. También está presente en comportamientos tan habituales como limpiar con la saliva un chupete, la tetina del biberón o cualquier utensilio con el que se le vaya a dar alimentos.

Interpretaciones psicológicas del beso infantil

Una de las detractoras más acérrimas y conocidas del beso infantil en la boca es la psicopedagoga Charlotte Reznick, profesora en la Universidad de California. Según Reznick, besar en la boca a los niños puede confundirlos y derivar en problemas si estos niños imitan este comportamiento con otros niños de su edad. Otros psicólogos destacan algo de suma importancia para los padres: estos besos satisfacen una necesidad de los padres, no son una respuesta a una demanda del niño.

Si comienzas a besar a tus hijos en la boca cuando son pequeños, ¿cuando debes detenerte?

El despertar de la conciencia sexual del niño suele situarse entre los cuatro y los seis años. Existen psicólogos que opinan que, llevado hasta el extremo, un niño que besara en la boca a un compañero podría estar cometiendo un acto de acoso sexual. Como en muchos casos, todo depende de las connotaciones que, con nuestros ojos adultos, estamos otorgando a ese beso.

Éste el fondo del debate abierto por las imágenes de famosos en redes sociales. ¿Puede el niño percibir una connotación sexual en ese comportamiento? La doctora Fiona Martin, del Centro de Psicología Infantil de Sydney, considera al beso como una forma de comunicación del afecto a los hijos, totalmente normal y saludable. La doctora señala también que no existen estudios científicos que demuestren que estos besos tengan efectos negativos en el desarrollo emocional del niño.

También te puede interesar:

¿Qué opinas? Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *