Cómo enseñar a un niño a vestirse solo y lograrlo

Cómo enseñar a un niño a vestirse solo y lograrlo

Uno de los grandes retos de nuestros hijos es aprender a vestirse solos. La mayoría no suelen avanzar porque cuando tienen algún problema con un zapato o un jersey intercedemos rápidamente para ayudarles. ¿Tenemos que ayudarles cuando vemos que no lo consiguen? A veces nos resulta complicado dejarles vestirse solos cuando vemos que se agobian.

Vestirse solo es un paso más en la madurez de los niños al que todos tienen que llegar. Todo un reto para sus habilidades motoras y cognitivas que tenemos que tener claro que no van a conseguir a la primera. Las primeras veces no lo harán bien pero poco a poco lo lograran. Vais a tener que armaros de paciencia por las mañanas hasta que lo consiguen.

Un niño autónomo es aquel que es capaz de realizar por sí mismo aquellas tareas y actividades propias de los niños de su edad y de su entorno socio cultural. De 3 a 5 años la mayoría los niños comienzan a vestirse y desvestirse solos.

niño fuerte que se viste solo

La autonomía de nuestros hijos

Un niño autónomo es aquel que es capaz de realizar por sí mismo aquellas tareas y actividades propias de los niños de su edad y de su entorno socio cultural. De 3 a 5 años la mayoría los niños comienzan a vestirse y desvestirse solos. El desarrollo de la autonomía personal es un objetivo prioritario en la educación de nuestros hijos. “Los niños con pocos hábitos de autonomía, generalmente presentan problemas de aprendizaje y de relación con los demás. De ahí la importancia de su desarrollo: normalmente cuando progresan en este aspecto, también lo hacen en su aprendizaje y relación con los demás”, explican en la Fundación CADAH.

Si nuestro hijo es poco autónomo necesitará ayuda continua para tareas como desnudarse, vestirse o comer solo. Intentar que cada día sean menos dependientes es nuestra misión. Poco a poco tienen que ser capaces de ponerse todo tipo de prendas como pantalones, calcetines, abrigos, zapatos, cremalleras o botones. También tienen guardarlas en el lugar adecuado de la habitación y ser capaces de elegir su propia indumentaria.

niña vestida con un disfraz

Consejos para enseñar a un niño a vestirse solo

Entre los 12 y 18 meses los niños comienzan a desnudarse en lugares como la playa o el parque. Normalmente lo hacen en momentos inoportunos pero puede ser una oportunidad para jugar con ellos a poner la ropa de forma divertida. Podemos cantarles canciones para que sientan que vestirse no tiene porqué ser aburrido. A partir de los tres ya los niños comenzarán a desvestirse y también a vestirse.

Una buena idea es buscar ropa que sea fácil de colocar como vestidos o camisetas con agujeros para el cuello. Tenemos que ir enseñándoles a ponerse primero las prendas más fáciles y luego las más difíciles. Tenemos que elegir la vestimenta que ellos van a ser capaces de ponerse. Si eligen camisas con botones o pantalones con cremalleras nunca lograréis salir de casa. Los niños tienen que tener un proceso de ensayo y error en el que vayan viendo poco a poco sus progresos. Os vamos a dar varios consejos para que poco a poco vuestros hijos vayan adquiriendo más autonomía a la hora de vestirse.

1. Deja tiempo suficiente

Si a primera hora de la mañana tus hijos no logran vestirse y todo son peleas y prisas, está claro que no les has dejado el tiempo suficiente. Los padres nos ponemos nerviosos y acabamos vistiendo a nuestros hijos. Tenemos que tener en cuenta que les cuesta más ponerse las prendas inferiores que las superiores. Una buena idea es empezar el aprendizaje el fin de semana o en vacaciones y dejarles tiempo suficiente. Practicar cuando van a ir a clase va a ser al principio complicado.

2. No les metas prisa

Cada niño es diferente y no te preocupes si su hermano ya se vestía con 4 años y él con 5 todavía no se pone solo los calcetines. Algunos necesitan más tiempo para madurar y ser más autónomos. Todos los niños aprenden tarde o temprano a vestirse solos. Tenemos que tener paciencia y practicar más los fines de semana. Podemos empezar animándoles a que se pongan los calcetines todas las mañanas. Cuando nuestro hijo lo logre, podemos pasar a la siguiente prenda como por ejemplo la camiseta.

3. Fomenta su creatividad

Los fines de semana podemos dejar que nuestros hijos elijan su propia vestimenta con libertad. ¡Deja que sean creativos! No les interrumpas aunque se pongan la camiseta al revés o no logren abotonar la camisa. Se divertirán e irán aprendiendo como vestirse con diferentes prendas.

4. Marca recompensas

Vestirse solo es complicado para la mayoría de los niños. Por eso una buena idea es darles alguna recompensa. Podemos hacer un cuadro con los días de la semana y marcar con una “x” los días que han logrado vestirse solos y si logran un mínimo de 5 tendrán una estrella y una pequeña recompensa.

5. La hora del disfraz

Si quieres que tus hijos vean que vestirse puede ser divertido, crea todas las semanas la hora del disfraz. Puede ser el viernes o el sábado por la tarde. Llena un baúl con disfraces y déjales que se pongan solos vestidos, gorros o zapatos. ¡Se divertirán un montón y aprenderán a vestirse!

También te puede interesar:

¿Qué opinas? Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *