Cómo afrontar la ‘edad del pavo’ de nuestros hijos

La adolescencia es una etapa complicada, un momento de cambio del niño al adulto. “Normalmente se identifica con diversas situaciones: cambios bruscos en el estado de ánimo, baja tolerancia a la frustración, rebeldía, faltas a la autoridad, aislamiento, transgresión de normas…” es lo que asegura Daniel Rama Víctor, psicólogo, en un artículo publicado por Europa Press.

Se trata de un proceso de diferenciación del resto, explica, es el momento en el que nos preguntamos quiénes somos. Nuestros hijos se van convirtiendo poco a poco en adultos, tienen que madurar, aprender a asumir sus responsabilidades y enfrentarse a sus miedos. Todo ello, sumado con el ya de por sí difícil proceso hormonal, hace que, en algunos casos, la adolescencia o edad del pavo se convierta en un auténtico problema, no solo para los adolescentes, sino también para sus padres o familiares.

Algo a tener muy en cuenta es que la familia es fundamental para ayudar al adolescente en este proceso.

Una etapa de rebeldía en la que “la mayoría de los adolescentes han llevado a cabo en alguna ocasión, o con cierta frecuencia, conductas insanas como mentir, beber alcohol, fumar, encerrarse en la habitación, no ir a clase, etc”. Aunque es algo que no debe alarmarnos en exceso, pues “en la mayoría de los casos estas conductas tienden a disminuir o desaparecer con el crecimiento y la salida de esta fase del desarrollo”.

“Los youtubers, los amigos virtuales de las redes sociales, los compañeros del instituto o los amigos del parque son algunas de estas fuentes para ayudarse a responder a la pregunta estrella de quién soy.”

El adolescente explora otros lugares de identificación fuera de la familia. “Los youtubers, los amigos virtuales de las redes sociales, los compañeros del instituto o los amigos del parque son algunas de estas fuentes para ayudarse a responder a la pregunta estrella de quién soy”, afirma Daniel Rama. Sin embargo, algo a tener muy en cuenta es que la familia es fundamental para ayudar al adolescente en este proceso. “Que los adolescentes y sus padres se distancien es normal y no tiene porqué llegar a ser un problema si sabemos cómo ayudarles en ese proceso de identidad”.

Con el fin de ayudar a padres e hijos a pasar por la tan temida edad del pavoDaniel Rama nos ofrece una serie de consejos y recomendaciones a tener muy en cuenta.

¿Qué podemos hacer como padres?

1. Intenta reconstruir tu relación con tu hijo. Crea encuentros individuales. Momentos especiales padre-hijo y madre-hijo haciendo alguna actividad que le interese al adolescente.

2. Evita sermones y abandona la postura de experto. Promueve el diálogo: aunque no compartas sus opiniones, escúchale. Intenta comprenderle y aceptarle.

3. Atiende a las conductas que a día de hoy haga bien, y refuerza esos comportamientos con frases positivas.

4. Reduce el control (interrogatorios, comprobaciones, etc.).

5. Comunica tus emociones. Eso será un ejemplo para él/ella.

6. Haz un acuerdo educativo y normativo entre padres. “Ya lo hemos hablado entre nosotros. Tú hora de llegada son las 23:00”. Pactad entre los dos padres las normas, límites o reglas.

7. Ayúdale a conocer lo que quieres que haga. No le digas lo que no tiene que hacer. Fomenta sus gustos, preferencias y usos del tiempo libre.

8. Exige, con afecto, cariño y apoyo. Los adolescentes que mantienen lazos fuertes con sus padres, que provienen de hogares en los que se supervisan las conductas de sus hijos, son menos propensos a relacionarse con malas compañías.

Bienestar - Psicología

También te puede interesar:

¿Qué opinas? Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *